Smart Cities, turismo y Big Data

El Instituto Valenciano de Tecnologías Turísticas ha elaborado el estudio `Big Data: retos y oportunidades para el turismo´. Se trata de documento donde se aborda en profundidad cómo el escenario planteado por los grandes volúmenes de datos puede afectar al sector turístico. Aquí planteamos un síntesis de esa oportunidad
Turismo digital

El gran atractivo de los datos masivos es su potencial para predecir fenómenos, prever comportamientos, expectativas y necesidades futuras de un grupo de consumidores concreto, hacer más eficaces y menos costosos los procesos de análisis y tomar decisiones de negocio más inteligentes y seguras.

Una de las grandes oportunidades que el Big Data ofrece a la industria turística se encuentra en las Smart Cities y, más concretamente, en los llamados destinos inteligentes. Se trata de territorios dotados de una infraestructura tecnológica suficientemente avanzada e integrada para garantizar su desarrollo sostenible y, a la vez, facilitar la experiencia e interacción entre el territorio y el visitante.

Estos espacios, cuyos límites no necesariamente coinciden con los de la ciudad, estimulan la participación y la recogida de información de los usuarios desde antes incluso de su llegada, durante su estancia y tras su marcha. Su despliegue físico, a partir de una red completa de sensores y dispositivos conectados a Internet, propicia el desarrollo de una plataforma virtual de servicios que estimula la innovación, la cooperación y, por ende, la competitividad.

De esta forma, la captura, tratamiento, análisis y explotación de la información en un destino turístico permite a los agentes del sector una toma de decisiones más rápida y eficaz. La integración de los datos que nutren este sistema, procedentes de teléfonos móviles, de las redes sociales, de terminales de punto de venta (TPV) o de hitos urbanos conectados entre sí –como farolas, papeleras, vehículos, pasos de peatones o baldosas inteligentes, facilita, a su vez, un conocimiento más preciso de los hábitos y necesidades de los turistas.

Gunnar Knechtel PhotographyTales herramientas no sólo apoyan el diseño de una oferta de servicios de ocio completa, interdependiente, complementaria, personalizada y orientada a una experiencia ininterrumpida. Permiten, además, una gestión más eficiente y coordinada de los recursos públicos y privados que apoyan la actividad turística. Entre ellos, por ejemplo, están los que intervienen en el control u organización del transporte urbano, del tráfico rodado, del ruido, de la contaminación, de los espacios verdes, de los espacios comerciales y de las instalaciones deportivas y culturales.

Una supervisión en tiempo real de todos los factores y variables que conforman una Smart City –o un potencial destino inteligente– puede ahorrar hasta un 15 % del consumo de agua de riego, un 7 % de agua potable, un 25 % en el transporte de basura, un 17 % en el uso de energía eléctrica e idéntico porcentaje en las emisiones de CO2

Todo ese ecosistema de información, combinado con los datos transaccionales, de aforos y tránsitos peatonales, de demanda de ocupación o de oferta de servicios y actividades públicas y privadas, es el que construye un destino turístico inteligente en el que la comunicación y la publicidad se reducen al máximo y se transforman en información útil, limitada a los momentos de la verdad del visitante o ciudadano y ajustada en su formato y contexto (alertas SMS personalizadas, notificaciones no intrusivas vía app, mensajes emergentes sobre elementos urbanos, etc.).

En ese sentido, los destinos inteligentes ofrecen soporte y conectan entre sí toda clase de soluciones digitales, desde mapas, audioguías y puntos de interés turístico basados en la geolocalización y la realidad aumentada, hasta aplicaciones móviles con horarios y opciones de transporte o webs que visualizan la información en tiempo real.

El análisis Big Data en el Festival de Eurovisión

El análisis de los datos sobre las búsquedas relacionadas con Eurovisión vaticina la victoria de Italia. Edurne, representante española, no superaría el noveno puesto

Eurovisión

La compañía Microsoft ha realizado una análisis con tecnología Big Data para precedir el ganador el Festival de Eurovisión que celebra su 60ª edición este fin de semana en la ciudad austriaca de Viena. Mediante un cruce exhaustivo de los datos de búsqueda en Bing, la firma ha concluido que Italia ganará el certamen. Incluso ha podido destacar qué países lograrán los primeros puestos y la probabilidad de victoria. Sería la siguiente:

Italia – 18 %
Suecia – 16,1 %
Australia – 13,3 %
Rusia – 11,4 %
Albania – 11,2 %

En cuanto a la representación española, encarnada en la cantante Edurne, los datos auguran que tiene un 4,5 % de posibilidades de vencer, eso sitúa la canción `Amanecer´ en el noveno puesto de la clasificación final.

El motor de búsqueda ha cruzado lo datos de la web con el histórico de resultado de concursos de años anteriores, dando una panorámica de los patrones que pueden producirse. Bing ya ha experimentado el análisis Big Data en otros escenarios. De hecho, a principios de año predijo con acierto dieciseis de los diecinueve granadores de los premios Óscar. En el mundo del deporte, Bing acertó los resultados de quince de los dieciseis partidos de la fase eliminatoria de la Copa del Mundo Brasil 2014.

Uber y el Big Data

El éxito del negocio de la compañía se basa en el aprovechamiento de los grandes volúmenes de datos que, entre otras cosas, generan una base de datos de conductores en todo el  mundo, monitorizan el estado del tráfico y los tiempos de trayecto o permiten un sistema de calificación de conductores

Uber es compañía internacional que proporciona transporte a sus clientes mediante una conexión entre pasajeros y conductores de vehículos. El sistema se basa en una aplicación móvil que organiza los contactos  en ciudades de todo el mundo. Aparte de lo controvertido del mecanismo que ha sido puesto en tela de juicio por empresas de taxis, resulta interesante analizar la aplicación de la tecnología Big Data en este negocio.

Desde que en 2009 apareciera en San Francisco, la red Uber se ha ampliado a las ciudades más importantes de todo el mundo. El registro de los datos de usuarios pasajeros y conductores es la clave de un sistema fuertemente apoyado en la minería de datos, la gestión de la información y la tecnología GPS.

uberLa operación comienza cuando un cliente quiere ir de un lado a otro y necesita un sistema de transporte rápido y económico. A partir de una aplicación los usuarios disponen de una base de datos de conductores de cada zona. A través de GPS, partiendo de datos abiertos de geolocalización y de algoritmos propios de la compañía, se calcula el trayecto y resulta la tarifa correspondiente. Esta es una de las diferencias con los servicios de taxis habituales que cobran en función de lo que dura el servicio y no de la distancia recorrida.

La monitorización de las condiciones del tráfico en cada ciudad condiciona evidentemente el precio ya que se pueden calcular las rutas más eficaces. Esto genera una particular motivación a los conductores que están dispuestos a ponerse al volante cuando las condiciones son más rentables.

Uber también aplica un sistema de clasificación donde los usuarios pueden evaluar a los conductores, y estos puntuar a los pasajeros. De este modo, ambas partes conocen la confianza que inspira el otro y permite decidir con quién compartir el vehículo. Pero no solo se mide la confianza, la aplicación permite conocer el grado de aceptación de viajes de un determinado conductor para saber su compromiso y su disposición de cara a cualquier pasajero.

Nimbeo, CoolReport y la gestión de la información

Nimbeo dispone de una herramienta de monitorización, gestión y calificación de la información muy similar a la tecnología que utiliza Uber en su app. En este caso, CoolReport es una solución pionera basada en la gestión, la analítica y la visualización de grandes volúmenes de datos, también llamados Big Data, para permitir la gestión y el análisis avanzado en una gran variedad de entornos. CoolReport es una plataforma de referencia en iniciativas disruptivas tales como la Internet of Things (IoT), donde sensores y dispositivos se comunican entre sí o el Machine -to-Machine (M2M), una pléyade de comunicaciones entre máquinas remotas.

CoolReport de Nimbeo proporciona un entorno de trabajo donde agregar las distintas fuentes de datos, así como analíticas, visualizaciones y predicciones nuevas y personalizadas, que, como dice la consultora Gartner, convierten esos datos en el petróleo del siglo XXI.

Cómo el Big Data está cambiando el deporte

El uso del tratamiento de grandes volúmenes de datos (Big Data) puede aplicarse al ámbito deportivo para realizar estudios de rendimiento o controlar el desarrollo individual

Beisbol

El uso de la tecnología Big Data en industrias y sectores económicos como las finanzas, la salud y el comercial está ganando popularidad. Pero uno de los ámbitos en los que no habíamos prestado atención y donde este tipo de tecnología empieza a movilizar un desarrollo más intenso es el deporte.

Algunos clubes deportivos de las competiciones más relevantes a nivel mundial han empezado a contar en su estructura con departamentos de análisis de información y dato. En concreto, el 97 % de los equipos de la Major League Baseball o MLB (la competición de béisbol profesional en Estados Unidos que aúna la Liga Nacional y la Liga Americana) y el 80 % de los equipos de baloncesto de la NBA emplean análisis profesional de grandes volúmenes de datos.

Uno de los máximos exponentes en la aplicacion de esta tecnología en el baloncesto profesional norteamericano es Daryl Morey, gerente general de Houston Rockets. Morey ha fundado la MIT Sloan Sports Analytics Conference, una serie de conferencias anuales que pretende ser un foro de discusión y promoción de la creciente importancia de la analítica en la industria del deporte. En la NBA, el Big Data ha proporcionado una mejora en la medición del rendimiento del jugador o de, por ejemplo, la eficiencia defensiva del equipo.

Tecnología de seguimiento

El aumento de la capacidad tecnológica está generando grandes avances en la investigación de los programas de seguimiento a los deportistas. En todos los estadios de la NBA existe un sistema de seguimiento que entrega a los equipos técnicos una serie de estadísticas sobre los seguidores. Con la ayuda de seis cámaras de detección de movimiento, los managers pueden obtener un conjunto definido de datos para realizar un control exhaustivo de los jugadores y ejecutar el plan de juego.

Además, los dispositivos portátiles contribuyen a mejorar la biomecánica en el deporte y la aptitud personal. La tecnología está ayudando a determinar el estrés físico de los jugadores. Los datos pueden obtenerse en tiempo real y los equipos médicos pueden controlar cómo los entrenamientos o los partidos pueden afectar a la salud y predecir lesiones.

Las 10 ciudades más inteligentes de Europa

La expresión «ciudad inteligente» es la traducción y adaptación del término en idioma inglés «smart city»

El concepto «ciudad inteligente» se refiere a un tipo de desarrollo urbano basado en la sostenibilidad que es capaz de responder adecuadamente a las necesidades básicas de instituciones, empresas, y de los propios habitantes, tanto en el plano económico, como en los aspectos operativos, sociales y ambientales

Boyd Cohen es director de Innovación y profesor de Emprendimiento, Sostenibilidad y Ciudades Inteligentes en la Universidad del Desarrollo en Santiago de Chile, y co-autor del `Capitalismo Climático: El capitalismo en la era del cambio climático´, y ha elaborado una clasificación de las ciudades europeas más inteligentes:

10. Helsinki

La ciudad se muestra activa en la participación de diferentes eventos que promueven el compromiso de los desarrolladores a través de ‘Hackatones’ (maratones de hackers para la creación de nuevas propuestas que contribuyan al mejoramiento de la ciudad). Tienen un proyecto llamado ‘Forum Virium’, capaz de proporcionar datos a sus ciudadanos para mejorar su calidad de vida.

9. Berlín

La capital alemana destaca por sus propuestas a nivel de creatividad, renovación urbana y crecimiento económico. La gestión cultural de la ciudad es uno de los aspectos más importantes para el desarrollo sostenible de Berlín.

8. Hamburgo

La segunda ciudad más grande de Alemania fue reconocida como la Capital Verde Europea en 2011 y además, siempre ha destacado como una de las ciudades con mayor índice de calidad de vida, recibiendo el octavo puesto a nivel mundial. Resulta interesante el proyecto llamado ‘HafenCity’, la iniciativa de regeneración urbana más grande de Europa.

7. Londres

Londres es reconocida por sus políticas para mejor la movilidad urbana y se aprovechó de los Juegos Olímpicos para hacer de la ciudad un espacio más verde. Ahora hay una zona llamada ‘Royal Docks’; un espacio comercial y residencial sostenible, el cual alberga uno de los edificios más inteligentes de Europa construido por Siemens para exhibir las tecnologías de la ciudad inteligente.

6. Estocolmo

Alrededor del 40 % del espacio de la capital sueca está dedicado a los espacios verdes, lo que la llevó a ocupar el segundo lugar en la clasificación de Siemens de Ciudades Verdes. En 2010 fue la primera ciudad en recibir el estatus de Capital Verde por la Unión Europea. Otro detalle importante es que la ciudad se encuentra con la máxima puntuación en cuanto a su compromiso con la gobernabilidad digital. Estocolmo destaca por ser la única ciudad global acorde a los exigentes estándares de contaminantes del aire recomendados por la Organización Mundial de la Salud.

5. París

La capital francesa se ha convertido en una de las pioneras en el campo de las ciudades inteligentes, especialmente en sus políticas de movilidad. Su proyecto ciclista de ‘bikesharing’ llamado ‘Vélib’ ha ayudado a la reducción del 5 % de congestión en el tráfico de la ciudad. Cuenta con su propio sistema de carros eléctricos compartidos, uno de los más grandes del mundo, llamado ‘Autolib’ que pronto tendrá 3.000 vehículos disponibles para sus ciudadanos.

4. Barcelona

En Barcelona se celebra el Congreso Mundial de Ciudades Inteligentes con el fin de conectar ciudades con proyectos piloto para abordar desafíos comunes. Barcelona ha estado probando todo tipo de sensores en diferentes aspectos para medir desde el ruido, la contaminación del aire, la congestión del tráfico, y hasta la gestión de residuos.

3. Viena

La capital austriaca posee diferentes soluciones sobre movilidad eléctrica, expansión de la red de carga de 103 a 440 estaciones en 2015 para ‘carsharing’, pruebas EV y alquiler de bicicletas eléctricas”. La ciudad cuenta con su propio barrio dedicado a la innovación en ciencia, tecnología y medios de comunicación. Uno de sus proyectos más interesantes se llama ‘Planta de energía solar ciudadana’, que busca obtener el 50 % de su energía de fuentes renovables para 2030.

2. Amsterdam

La ciudad holandesa cuenta con su propia asociación pública-privada dedicada al tema de ciudades inteligentes conocida como Amsterdam Smart City. Es un laboratorio urbano para el uso de datos abiertos, nuevas soluciones de movilidad e ideas para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

1. Copenhagen

La capital de Dinamarca ha sido seleccionada como la Capital Verde Europea de 2014. Cuenta con el plan de reducción de CO2 más ambicioso del mundo. En cuanto a movilidad, la ciudad danesa es pionera en movilidad ciclista, de hecho el 40 % de los desplazamientos se realizan en bicicleta. En este ámbito, ha colaborado con el MIT desarrollando una bicicleta equipada con sensores para proporcionar información en tiempo real, no sólo para el usuario, sino también para los administradores de datos abiertos en temas de contaminación del aire y de la congestión del tráfico.

El tamaño de los datos

Los grandes datos incluyen diferentes tamaños

Data sizesUn bit es un dígito del sistema de numeración binario, un sistema en el que los números se representan utilizando solamente las cifras cero y uno (0 y 1). Es uno de los que se utiliza en las computadoras, debido a que trabajan internamente con dos niveles de voltaje, por lo cual su sistema de numeración natural es el sistema binario (encendido 1, apagado 0). El bit es la unidad mínima de información empleada en informática, en cualquier dispositivo digital, o en la teoría de la información. El byte es una unidad de información utilizada como un múltiplo del bit, generalmente equivale a 8 bits.

A partir de aquí podemos establecer las posibilidades de equivalencia para comparar el tamaño de la información con objetos reales, o asimilables.

Vemos en la imagen, sacada de un infografía de Adeptia, la equivalencia de cada valor y su representación. Así, se entiende que un bit correspondería a un octavo de letra, mientras que el byte significa de una letra completa. Los siguientes múltiplos dan cuenta del tamaño de la información:

Un megabyte (MB) equivaldría en información al tamaño de un libro, por ejemplo una novela. Dependiendo de los métodos de compresión de datos y el formato de archivo, un megabyte de información más o menos puede ser una imagen de mapa de bits sin comprimir de 1000 × 1000 píxeles con 256 colores (profundidad de color de 8 bits por píxel); un minuto y cuatro segundos de música en formato mp3, comprimido a 128 kbit/s; o seis segundos de audio de CD sin comprimir. Un CD puede almacenar aproximadamente 700 MB, que equivalen a 80 minutos de música sin comprimir.

Un gigabyte (GB) podría representarse visualmente con el tamaño de 1.600 libros. El término giga proviene del griego γίγας /guígas/ que significa gigante. Un terabyte es la cantidad de información equivalente a un billón de bytes. Podemos representarlo con el tamaño de 1.600.000 libros. Adoptado en 1960, el prefijo tera viene del griego τέρας, que significa monstruo o bestia.

Un petabyte es una unidad de almacenamiento de información cuyo símbolo es PB, y equivale a 10 elevado a 15 bytes, es decir, 1.000.000.000.000.000 de bytes. Algunos ejemplos para ilustrar tal cantidad de información, aparte de la incluida en 160 millones de libros, serían: grabar a un persona durante 100 años en alta definición, multiplicar por 27 el tráfico de un mes cualquiera en Youtube, o los datos que maneja Google cada hora.

Por último, el exabyte vendría a representar 1.600 billones de libros en información. El tamaño de internet (entendido como almacenamiento digital global) se estima en cerca de 500 exabytes. Diariamente se producen 2,5 quintillones de datos a nivel mundial, así que la siguiente pregunta es ¿cómo y dónde se almacenan esos datos?

“Sabemos qué hacer y cómo darle valor al Big Data”

Miguel Lagares, CEO de Nimbeo, participa en Security Talks para hablar de emprendimiento, ciberseguridad y Big Data

Miguel Lagares en GlobbTV 0001

El pasado viernes nuestro director ejecutivo, Miguel Lagares, fue el invitado en Security Talks, un espacio de entrevistas que se emite en el portal Globb Security. En el programa, diferentes expertos analizan la actualidad del sector de la seguridad y las nuevas tecnologías.

En concreto, la participación de Nimbeo estuvo centrada en el emprendimiento, la ciberseguridad en redes eléctricas inteligentes (Smart Grids) y el Big Data.

Además de repasar la actualidad, se trataron temas como las claves del éxito de Nimbeo como startup; la ciberseguridad en uno de los productos estrella de la firma: Hermes; o las Smart Cities. Sobre emprendimiento, Miguel Lagares destacaba que “es difícil crear una empresa en España comparado con otros países. Hay que tener coraje para lanzarte a esto”. Y añadía que “las startups pueden aportar frescura. En Estados Unidos están muy valoradas”, al tiempo que era optimista de cara al futuro: “el tiempo nos va dando la razón a las startups. Las grandes compañías se han dado cuenta de nuestra experiencia”.

Miguel Lagares en GlobbTV 0003

Hermes es la herramienta de ciberseguridad que provee seguridad en la gestión de las redes eléctricas inteligentes: detección de fraude, encriptación y cifrado de las comunicaciones. Pero además, los datos que generan los contadores inteligentes pueden dar mucha información sobre los ciudadanos, como por ejemplo: cuándo están en casa, sus rutinas y hábitos en función de su consumo eléctrico, etc. Esto nos lleva a la seguridad de las infraestructuras críticas, y las ciudades conectadas. Sobre las implicaciones de seguridad, Miguel Lagares destacaba que “podríamos sufrir ataques que dejen sin luz una ciudad. Y se están empezando a ver extorsiones a compañías eléctricas: Si no pagáis, paramos el servicio”.

Con respecto a la instauración de los contadores inteligentes (Smarts Meters), Lagares resumía que “supondrá nuevos modelos de negocio y se crearán nuevos mercados. Los usuarios de alguna forma podrán autosuministrarse, algo a lo que se tendrán que adaptar las grandes empresas”.

Sobre el auge del Big Data, en Nimbeo tenemos claro, y así se destacó en la participación de Miguel Lagares, “estamos viendo que las cosas están cambiando, vivimos en el internet de las cosas. Hay mucha información, nosotros intentamos darle valor y saber qué hacer con esos grandes datos. Y terminaba con una declaración de intenciones: “La información que se crea en un año es más que la que se tiene en la historia anterior. El Big Data va a ser el protagonista en los próximos años. Ya lo estamos viendo”.

Puedes ver la participación de Nimbeo en Security Talks, aquí.

Hermes: Big Data & Smart Grids

Las Smart Grids suponen una revolución sin precedentes en el mundo de la generación, transporte y distribución de energía a través de redes eléctricas. El término red inteligente está asociado con el concepto de medidores/contadores de nueva generación

spring-sunset-96354_640

La UE ha establecido una Directiva Europea 2009/72/EC en la que recomienda a sus países miembros que en 2020 más del 80 % de los contadores y redes eléctricas sean inteligentes. Algo que, para empezar, eliminará fraudes o problemas en las lecturas estimadas.

Nimbeo ha desarrollado Hermes, una herramienta para la gestión de Smart Grids, redes eléctricas inteligentes, que estudia el comportamiento de las distribuidoras eléctricas, avisa de potenciales fraudes e incidencias (por ejemplo, que alguien esté robando electricidad en algún punto o que se haya producido un fallo) y monitoriza la seguridad de la red.

Hermes permite realizar tres funciones fundamentales basadas en la gestión avanzada de Smart Grids:

Control de contadores
Permite la gestión y monitorización de los contadores y concentradores de la red. Ofrece un panel de control con un sistema de incidencias geolocalizadas y datos sobre los siguientes parámetros: Pérdidas técnicas, estado y topología de la red, flujos de potencia, alertas, notificaciones y métricas.

Predicción y estimación
Hermes emplea algoritmos de inteligencia artificial como redes neuronales o perceptrones que permiten el análisis predictivo del comportamiento de la red en tiempo real y realizar cálculos que optimizan la información tanto del usuario como de los diferentes agentes de la red.

Esta funcionalidad ayudaría, por ejemplo, a calcular qué cantidad de potencia debería generarse tras un apagón para evitar derrochar energía; o que un usuario pueda saber el gasto eléctrico con un año de antelación.

Seguridad
Otras de las funciones de esta herramienta se centra en el control eficaz de acceso y el tráfico de la Smart Grid logrando tres objetivos:

– Detección de Fraude.
– Encriptación y cifrado de las comunicaciones.
– Protección del Power Hub (centro de control) y de los Smart Meters (contadores inteligentes).

CoolReport: la llave mágica, viva y activa para el análisis de datos

CoolReport revoluciona multitud de escenarios de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones como son el análisis de datos para tomar decisiones empresariales, la monitorización de redes de dispositivos y sensores

CoolReport

eHealthCoolReport, la herramienta de Nimbeo, emplea la misma metodología que se resume en la fase de preparación de los modelos y  los datos a analizar: recogida de información, análisis  y, por último, decisión y difusión de los resultados.

CoolReport considera la seguridad de los datos un componente fundamental del Smart Big Data. Por ello, ha desarrollado arquitecturas seguras en la información y las comunicaciones en infraestructuras críticas.

Otros escenarios para la herramienta son:

Estudios de biodiversidad

A través de informes que dan cuenta de los avistamientos de animales. Con lo que se  sigue un control y seguimiento de la población animal en un parque natural. Además de dar información valiosa en tiempo real a los guardas del parque para guiar a los turistas con la información de sus compañeros.

Monitorización de la campaña comercial

Las operaciones de comercialización, en la mayoría de los casos, necesita de un equipo comercial desplazándose y visitando clientes. CoolReport permite gestionar la monitorización de la campaña en tiempo real, a través de los informes definidos para los comerciales.

Puede controlar los movimientos geográficos, obtener información relevante del cliente y el desempeño de la campaña en general y de cada comercial en particular. Además permite una interacción con el equipo a través del sistema de comentarios sobre los informes.

Telemedicina

Gestión a distancia de pacientes a través de dispositivos  que informan a un facultativo de  las constantes médicas y de datos  audiovisuales para estimar el estado de  salud, sin necesidad de desplazamiento.