Las empresas priorizan la seguridad de datos y la nube en sus inversiones

Más de la mitad de las empresas europeas colocan la seguridad de los datos (54 %) y las soluciones cloud (52 %) como las áreas de inversión prioritarias por parte de los departamentos de Tecnologías de la Información (TI) para 2016, según un estudio elaborado por Toshiba en colaboración con la consultora ICM

Según el informe, realizado entre más de 400 directivos senior de TI con decisión de compra de grandes corporaciones y medianas empresas de Europa, estas prioridades de inversión están relacionadas con la proliferación del número y tipos de dispositivos y aplicaciones IoT (Internet de la Cosas) que usan los profesionales.

En este contexto, el 62 % de los empleados de toda Europa utilizan actualmente sus dispositivos personales, en particular smartphones (42 %) y tabletas (31 %), para conectarse a los datos de la empresa, lo que genera mayor complejidad en la gestión de las infraestructuras TI y mayores riesgos para la seguridad.

En concreto, un 40 % de los encuestados considera que su mayor reto es la gestión de las actualizaciones de software de tantos tipos de dispositivos, mientras que la variedad de amenazas provoca que el 60 % de las empresas revisen su estrategia de seguridad TI al menos una vez al año. Asimismo, el 41 % de los directivos consultados revelan que los miembros del departamento de TI son los empleados que más usan programas y aplicaciones no autorizadas y rompen las reglas de seguridad en la gestión TI.

Frente a esta preocupación por la seguridad, los responsables de los sistemas de tecnologías de la información (TI) europeos demuestran “gran interés” por mejorar su parque de dispositivos con equipos profesionales, así como sus usos y aplicaciones.

Así, el 52 % de los directivos invertirá este año en aplicaciones cloud, ya que permiten una gestión más sencilla de los datos, los documentos y las aplicaciones; su uso y pago bajo demanda; y la reducción o aumento de los recursos informáticos necesarios, en función del crecimiento del negocio. Además, el 41 % señala que otro de sus principales objetivos es aumentar la duración de la batería de los equipos móviles empleados.

A partir de estos resultados, Toshiba ha elaborado la guía ‘Make IT Work’ para ayudar a directivos y cualquier responsable de TI a hacer frente a los principales retos que se les presentan actualmente en cuatro ámbitos básicos: gestión, seguridad, fiabilidad y conectividad.

El 75 % de las empresas cree que el IoT generará más negocio

El 70 % de los directivos se han mostrado convencidos de la capacidad del Internet de las Cosas (IoT) de generar nuevas oportunidades de negocio y mejorar la eficiencia de sus empresas, según recoge el informe ‘IoT 2020 Business Report’ elaborado por Schneider Electric

Internet of Things

El estudio, que analiza el impacto de las tecnologías de Internet of Things a corto y medio plazo y en el que han participado más de 2.500 directivos de 12 países, señala que casi la mitad de los encuestados han afirmado que la no adopción de la tecnología IoT en sus operaciones les haría perder ventaja competitiva respecto a sus competidores. “Atrás quedan los días en que nos preguntábamos si el IoT sería capaz de generar valor. Lo que las empresas solicitan ahora es información concreta de cómo implementar estas tecnologías en sus organizaciones y poder contar con la información necesaria para tomar sus decisiones”, ha señalado, el director de tecnologías de Schneider Electric, Prith Banerjee.

La encuesta también indica que el 63 % de las organizaciones utilizarán el IoT para analizar el comportamiento del consumidor y mejorar su experiencia en 2016 y destacan entre los posibles beneficios la disminución del tiempo de resolución de incidencias y las mejoras en la satisfacción de sus clientes. Asimismo, el 42 % de los encuestados planean implementar IoT y sistemas de automatización de edificios en los próximos dos años, ya que, según destaca Schneider Electric, a día de hoy la automatización de industrias y edificios supone el mayor potencial de ahorro de costes, con un 62 y 63 % respectivamente.

Por otro lado, dos de cada tres organizaciones implementarán durante 2016 soluciones IoT vía aplicaciones móviles. De hecho, un tercio de los encuestados afirma que va a empezar a hacerlo en los próximos seis meses y destacan el potencial de ahorro de los costos como una de las principales razones para hacerlo.

El informe también refleja que el 81 % de los encuestados afirmó que los datos e información que se están recopilando a través de la implantación de tecnologías IoT se están compartiendo de manera eficiente en su organización, así como que un 41 % de los participantes consideraba que las posibles amenazas en ciberseguridad como un reto crítico para sus empresas.

En opinión de Schneider Electric, el IoT activará la nueva oleada de transformación digital en las empresas, unificando los mundos del OT e IT, y alimentando una fuerza de trabajo móvil y digital. “A medida que más empresas expanden y profundizan en sus programas de digitalización, el IoT ocupa un lugar cada vez más central”, afirma. Asimismo, remarca que el IoT funcionará como una fuente de innovación e impulsará “modelos de negocio disruptivos y el crecimiento económico para empresas, gobiernos y economías emergentes”. “Así como la Revolución Industrial, el nacimiento de Internet y la revolución móvil impulsaron el progreso, la innovación y la prosperidad, lo mismo hará el IoT”, asevera.

Internet de las Cosas, entre las tendencias del MWC 2016

El comercio autónomo, los empleados conectados, la seguridad de los dispositivos, las explosión del analytics y la entrada del Internet de la Cosas (IoT) en el día a día de las empresas son las cinco tendencias que predominarán en la edición 2016 del Mobile World Congress (MWC)

Respecto a Internet de las Cosas,  experimentará un rápido crecimiento en el número de anuncios relativos a proyectos puestos en marcha y al lanzamiento de modelos y servicios de negocio que no existían hasta ahora.

En este sentido, en casi todos los casos se tratará de proyectos en prueba, ya que las empresas empiezan a testar y valorar su camino hacia lo que podría ser posible con IoT, experimentado ampliamente con lo que se viene escuchando que será la cuarta revolución industrial. Asimismo, dado que ninguna empresa puede cosechar sola los beneficios de IoT, también se empezarán a ver plataformas y estándares que permitan un ecosistema de IoT más abierto, con el mutuo intercambio de servicios de negocio beneficiosos creados entre distintas empresas, geografías e industrias, que difuminan las barreras previas y estimulan la innovación.

Por otro lado,  en el MWC y durante 2016 la seguridad y la privacidad de los datos serán diferenciadores clave, ya que en la medida en que la popularidad de los dispositivos conectados aumenta entre los consumidores y crece el número de formatos, la gente empezará a buscar formas que les ayuden a elegir por ellos el dispositivo.

Además, se empezarán a ver más dispositivos conectados capaces de realizar analíticas de datos seleccionados in-situ, casi en tiempo real y sin la necesidad de enviar la información a la nube para que se le aplique el estudio, lo que permitirá la generación rápida y autónoma de ideas y de toma de decisiones.

Internet de las Cosas, impacto positivo de un billón de euros en diez años

El informe de la consultora refleja que cada euro dedicado a soluciones de Internet de las Cosas podría producir hasta doce euros en ganancias de productividad, poder adquisitivo y ahorro de tiempo

the-internet-of-things

El Internet de las Cosas (IoT) podría tener un impacto positivo en el Producto Interior Bruto de la Unión Europea de casi un billón de euros en los próximos diez años, lo que equivale a un 7 % del PIB de los Veintiocho, según la tercera edición anual del estudio de A.T. Kearney del sector de alta tecnología europeo

En concreto, apunta que del potencial de creación de valor de 940.000 millones que tiene IoT para los próximos diez años, 430.000 millones corresponden a ganancias de productividad, 300.000 millones al aumento del poder adquisitivo de los consumidores y 210.000 millones al tiempo individual disponible. En este sentido, resalta que aprovechar el tipo de oportunidades que ofrece el IoT requiere la conexión de más de 25.000 millones de objetos sólo en la UE28, lo que representaría una oportunidad anual de 80.000 millones de euros para seis categorías de proveedores de soluciones IoT.

Así, 22.000 millones procederían de integración de sistemas, 18.000 millones de agregación de servicios y plataformas, 15.000 millones de servicios de nube, analíticos, automatización, seguridad, 15.000 millones de acceso a redes de conectividad, 10.000 millones de componentes y módulos y 1.000 millones de programas y software de sistemas y gestión.

A.T. Kearney remarca que Europa es líder de productividad e innovación en diferentes sectores y cuenta con un marco de regulación adaptable para apoyar al IoT y a unos ciudadanos acostumbrados a manejarse en el mundo digital.

Los candidatos potenciales para formar el núcleo de un ecosistema IoT vital en el futuro son los operadores de telecomunicaciones, los proveedores de atención sanitaria, servicios básicos de energía y agua (utilities), automoción, transporte, instituciones financieras, seguridad privada y maquinaria industrial.

Sin embargo, Europa puede implicarse más en la estandarización para tener un impacto en el gobierno del IoT. Así, añade que pese a los relativos avances de algunos consorcios privados en el desarrollo de estándares, la UE debe crear los suyos propios, especialmente en las áreas de fabricación, redes inteligentes, atención sanitaria y privacidad de los datos.