El Gobierno destinará más de 97 millones a proyectos de I+D+i relacionados con la industria conectada 4.0

El Gobierno ha aprobado un programa de apoyo financiero a proyectos de I+D+i el ámbito de la industria conectada 4.0, por el cual se destinarán mas de 97 millones de euros en 2016 a proyectos de digitalización de empresas industriales y a proyectos de innovación de procesos y productos de pequeñas y medianas empresas (pymes)innovation

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, ha detallado que estas ayudas sirven para financiar proyectos de investigación industrial, proyectos de desarrollo experimental y proyectos de innovación en materia de organización y procesos para pymes.

Las ayudas aprobadas tendrán la fórmula de préstamos reembolsables a un interés del 0 %, con un presupuesto mínimo de actuaciones financiables de 150.000 euros y un importe máximo del préstamo equivalente al 8 % del proyecto.

Saénz de Santamaría ha remarcado que la denominada “cuarta revolución” supone para el sector una serie de retos fruto de la digitalización que se manifiesta tanto en las distintas fases del proceso de productivo, como en el tipo de producto industrial o la evolución del modelo de negocio.

“Va a ser un cambio radical y una oportunidad de transformación y evolución que debemos aprovechar para garantizar la modernización de nuestro tejido productivo”, ha afirmado la vicepresidenta, quien ha subrayado que la digitalización ofrece a la industria española “una gran oportunidad de transformación”.

En esta línea, también ha resaltado que la digitalización “supone una garantía de crecimiento, empleo y competitividad”, como constata un reciente informe de la Unión Europea, que cifra en más de 110.000 millones de euros los beneficios que tendrá la digitalización de productos y servicios los próximos cinco años para la industria.

La digitalización tendrá un impacto de 120.000 millones sobre el valor añadido bruto en 2025 en España

La transformación digital tendrá un impacto de más de 120.000 millones de euros sobre el valor añadido bruto de los sectores económicos más relevantes en España, como telecomunicaciones e Internet, turismo, servicios financieros, transporte, infraestructuras, farmacia, salud, energía e industria, en el año 2015

digitalizacion-de-documentos

Esta es una de las principales conclusiones del ‘Primer Estudio sobre la Digitalización de la Actividad Económica en España 4.0’, elaborado por la consultora Roland Berger. El informe pronostica una tremenda revolución cuando se conecten más de 55.000 millones de nuevos dispositivos a la red con más de 1.000 millones de personas, momento en el que la economía cambiará tremendamente, así como la forma en la que haremos las cosas y los propios modelos de negocio.

La crisis ha dañado el proceso de digitalización de las empresas españolas, de hecho, la economía española ocupa el puesto número 15 en el mundo por volumen de PIB, pero se sitúa en el 45 en desarrollo de la digitalización.

El estudio, que recoge la opinión de más de 100 directivos, muestra que sólo una de cada tres empresas españolas está ya preparada para afrontar la transformación digital hacia la España 4.0, a pesar de que entre un 80 % y un 90 % de las empresas reconoce que el cambio digital va a ser grande y tendrán que ser capaces de impulsar en digitalización y convertirse.

Más del 80 % creen que podrán incrementar sus ventas y crear productos que rompan barreras geográficas y de conocimiento del cliente, siendo capaces de producir más y mejores productos, para lo que nueve de cada diez reconocen que hay que cambiar los procesos digitales. Sin embargo, sólo el 33 % de las empresas españolas cuenta con una estrategia digital y, de estas, solo el 60 % lo ha comunicado de forma clara a sus empleados, al tiempo que solo un 28 % tiene un líder que dirige digitalmente la compañía.

El análisis revela que las empresas españolas dominan los usos digitales básicos, pero no los más avanzados. La diferencia o ‘gap’ de penetración digital supera el 75 % en sectores como salud o transporte, seguido de energía, con un 51%, lo que refleja que existe un importante margen de crecimiento y una manifiesta falta de aprovechamiento de las oportunidades de la digitalización. Los resultados muestran que sólo un 38 % de las empresas cuenta con una estrategia digital formalizada y un 26 % todavía no tienen un responsable de área digital.

Esta falta de apuesta por el desarrollo digital es especialmente manifiesta en la formación a los empleados, ya que el 20 % no realiza ningún tipo de formación digital y, del 62 % de las empresas que sí lo han ofrecido, sólo se han beneficiado de ella el 60% de los trabajadores.

Por sectores, aquellos más pegados al consumidor, como telecomunicaciones (91 %), turismo (83 %) o banca (65 %), tienen una estrategia digital más clara, mientras que en los más alejados al cliente, como industria o telecomunicaciones, solo un 10 % y un 15% de sus directivos, respectivamente, consideran que existe una estrategia digital formalizada en sus compañías.

El 75 % de las empresas cree que el IoT generará más negocio

El 70 % de los directivos se han mostrado convencidos de la capacidad del Internet de las Cosas (IoT) de generar nuevas oportunidades de negocio y mejorar la eficiencia de sus empresas, según recoge el informe ‘IoT 2020 Business Report’ elaborado por Schneider Electric

Internet of Things

El estudio, que analiza el impacto de las tecnologías de Internet of Things a corto y medio plazo y en el que han participado más de 2.500 directivos de 12 países, señala que casi la mitad de los encuestados han afirmado que la no adopción de la tecnología IoT en sus operaciones les haría perder ventaja competitiva respecto a sus competidores. “Atrás quedan los días en que nos preguntábamos si el IoT sería capaz de generar valor. Lo que las empresas solicitan ahora es información concreta de cómo implementar estas tecnologías en sus organizaciones y poder contar con la información necesaria para tomar sus decisiones”, ha señalado, el director de tecnologías de Schneider Electric, Prith Banerjee.

La encuesta también indica que el 63 % de las organizaciones utilizarán el IoT para analizar el comportamiento del consumidor y mejorar su experiencia en 2016 y destacan entre los posibles beneficios la disminución del tiempo de resolución de incidencias y las mejoras en la satisfacción de sus clientes. Asimismo, el 42 % de los encuestados planean implementar IoT y sistemas de automatización de edificios en los próximos dos años, ya que, según destaca Schneider Electric, a día de hoy la automatización de industrias y edificios supone el mayor potencial de ahorro de costes, con un 62 y 63 % respectivamente.

Por otro lado, dos de cada tres organizaciones implementarán durante 2016 soluciones IoT vía aplicaciones móviles. De hecho, un tercio de los encuestados afirma que va a empezar a hacerlo en los próximos seis meses y destacan el potencial de ahorro de los costos como una de las principales razones para hacerlo.

El informe también refleja que el 81 % de los encuestados afirmó que los datos e información que se están recopilando a través de la implantación de tecnologías IoT se están compartiendo de manera eficiente en su organización, así como que un 41 % de los participantes consideraba que las posibles amenazas en ciberseguridad como un reto crítico para sus empresas.

En opinión de Schneider Electric, el IoT activará la nueva oleada de transformación digital en las empresas, unificando los mundos del OT e IT, y alimentando una fuerza de trabajo móvil y digital. “A medida que más empresas expanden y profundizan en sus programas de digitalización, el IoT ocupa un lugar cada vez más central”, afirma. Asimismo, remarca que el IoT funcionará como una fuente de innovación e impulsará “modelos de negocio disruptivos y el crecimiento económico para empresas, gobiernos y economías emergentes”. “Así como la Revolución Industrial, el nacimiento de Internet y la revolución móvil impulsaron el progreso, la innovación y la prosperidad, lo mismo hará el IoT”, asevera.

El Gobierno eleva a 100 millones las ayudas a Smart Cities

El Gobierno ha elevado a 100 millones de euros las ayudas que concederá en la segunda convocatoria del programa de Ciudades Inteligentes, frente a los 48 millones contemplados inicialmente, dado el elevado número de proyectos presentados y la calidad de los mismos

smart citiesEn la clausura del II Encuentro de Economía Digital organizado por Ametic, el secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información en funciones, Víctor Calvo-Sotelo, ha destacado que en esta convocatoria se han recibido alrededor de 100 proyectos con un presupuesto que alcanza en total los 250 millones, razón por la cual el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha decidido destinar otros 52 millones de euros de los Presupuesto de 2016.

En este sentido, el secretario de Estado ha defendido la intensificación de esta apuesta por las Smart Cities, que busca mejorar los servicios municipales gracias al uso de las nuevas tecnologías, y ha anunciado que la convocatoria se fallará antes de que llegue el verano.

Calvo Sotelo ha incidido en que el plan del Gobierno de ciudades inteligente busca, respetando la autonomía municipal, crear soluciones interoperables y establecer estándares que permitan crear una industria española que pueda ofrecer productos y servicios que puedan ser empleados en varias ciudades e incluso exportados a otros países.

Otra de las ayudas que tiene en marcha el Gobierno es una convocatoria para que las pymes puedan acceder a servicios en la nube, “la gran herramienta” que “democratiza” las nuevas tecnologías, ya que les permitirá contar con los servicios “más avanzados” que hasta ahora sólo estaban al alcance de grandes empresas. Del 4 a 24 de mayo, las pymes que lo deseen podrán solicitar estas ayudas para los que el Gobierno ha establecido un presupuesto de 40 millones con un máximo de 15.000 euros por beneficiario.

Asimismo, ha recordado que también están disponibles otras ayudas para la extensión de la banda ancha de nueva generación, dotadas con 63 millones de euros, y otras para programas de I+D+i con una presupuesto de 80 millones de euros.

Nanotecnología, Medio Ambiente y Energía, las mejores bazas de España en I+D+i en el programa H2020

Los resultados provisionales de la participación española en I+D+i en el programa europeo Horizonte 2020 indican que las mejores bazas para el país, en cuanto a retorno de inversión, están siendo el sector de la Energía, del Clima, Medio Ambiente y Materias Primas, así como el de las Nanotecnologías, Materiales y Biotecnología. Además, destaca también la mejora de España en Innovación de Pymes

h2020

España es el segundo país en el ranking de Europa por retorno en Nanotecnologías, Materiales y Biotecnología, obteniendo hasta 145,5 millones de euros de subvención, lo que supone un retorno de un 14,4 por ciento. En este sector, además, el país lidera en Edificios energéticamente eficientes, con casi un 16 por ciento de retorno.

En cuanto a Energía, España ha recibido un total de 141 millones de euros (un 13,9 por ciento de retorno) lo que también le sitúa en el segundo puesto de entre los países líderes de Europa. Sí ocupa el primer puesto en cuanto a ciudades y comunidades inteligentes, que aportan un 22,6 ciento de retorno para el país.

Por su parte, el sector del Clima y Medio Ambiente ha obtenido un total de 47 millones de euros en subvenciones (11,8 por ciento de retorno). Las empresas obtienen más del 32 por ciento de este retorno, mientras que España lidera en tecnologías del agua y de residuos dentro de este sector.

El resto de programas de I+D+i, se mueven en torno al 11,4 por ciento de retorno del Espacio o el 11,2 del Transporte, hasta el 7,3 por ciento de la Seguridad o el 6,9 en Salud, un sector que ha tenido peores resultados que otros años debido, en parte, a las convocatorias ‘JTI IMI’ de medicamentos innovadores, un sector dominado por las grandes farmacéuticas europeas con las que España no puede competir.

Todos estos datos sitúan a España como cuarto país de Europa en retorno en los programas de I+D+i, con algo más de 1.100 millones de euros. Esto supone mejorar un puesto en relación al año anterior, después de superar a Holanda. En primer lugar se encuentra Alemania (1.948 millones), seguido de Reino Unido (1.901 millones) y Francia (1.315 millones).

La mayoría de sectores han mejorado cifras con respecto al programa marco anterior, pero son las empresas las que lideran este retorno. De hecho, uno de los puntos destacados es la Innovación en las Pyme, un sector en el que España es líder en Europa con la participación de más de 200 empresas que suponen un retorno que se sitúa cerca del 15,5 por ciento.

Por su parte, la actividad de las universidades tiene mucho margen de mejora. En cuanto a retorno suponen el 19,7 por ciento, frente al 22,8 por ciento que suponían en el programa marco anterior. Las universidades son el 60 por ciento de la investigación de este país y aunque es un target  controlado, tiene que mejorar.

80 millones para impulsar la I+D+i de las tecnologías digitales

El Gobierno, a través de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, ha decidido destinar 80 millones de euros para impulsar la adopción de tecnologías digitales y de desarrollo de la sociedad de la información

índiceEl Consejo de Ministros ha autorizado al Ministerio de Industria, Energía y Turismo a convocar en 2016 ayudas correspondientes a la Acción Estratégica de Economía y Sociedad Digital dentro del Plan de Investigación Científica y Técnica e Innovación 2013-2016 por un importe de 80 millones de euros.

Esta medida se enmarca dentro de la Agenda Digital para España, aprobada en 2013, que incluye entre sus objetivos el fortalecimiento del sector TIC español como fuente de generación de riqueza y empleo, así como el impulso de la I+D+i en la industria y la incorporación de las TIC en las pymes.

La convocatoria combina ayudas en forma de préstamo y subvención. En el primer caso es el solicitante quien determina el importe, mientras que para el importe de la subvención se evaluará el grado de innovación tecnológica de los proyectos. El pago anticipado de la ayuda se producirá en dos fases (primero un 75 % y después el 25 % restante). Los préstamos se hacen a tipo de interés Euribor a un año, correspondiente al mes anterior a la convocatoria o a la concesión, con un plazo de 5 años de amortización y 2 de carencia.

El apoyo a las iniciativas innovadoras se enmarca dentro tanto del subprograma Impulso Tecnológico, que incentiva la puesta en marcha de proyectos basados en tecnologías con bajo nivel de madurez y alto potencial de transformación del sector TIC, como del subprograma Grandes Proyectos, destinado a grandes proyectos con gran valor tecnológico y alto potencial de tracción e impacto socioeconómico.

El primero de los subprogramas se encuentra dotado de 15 millones de euros de subvención y 45 millones de préstamo, mientras que el segundo se encuentra dotado de 5 millones de euros de subvención y 15 millones de euros de préstamo. Entre las prioridades temáticas de la convocatoria se encuentran el tratamiento masivo de datos, Internet del futuro, cloud computing, las ciudades inteligentes, la ciberseguridad y confianza digital, las aplicaciones de salud y bienestar social, la evolución de la administración electrónica, contenidos digitales, entre otras.

Telefónica, Orange, Atos y Engineering juntos por un internet abierto

Telefónica, Orange, Atos y Engineering han anunciado la creación de la Fundación Fiware, una muestra del esfuerzo del sector por promover tendencias que fomenten las plataformas abiertas de servicios y que refleja el compromiso de las empresas europeas de aportar más servicios innovadores de Internet a ciudadanos, empresas y sector público

smart-cities-security-challenge-showcase_image-6-a-7968

Las cuatro compañías se han reunido este martes en el marco del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona con el comisario de Sociedad y Economía Digitales, Günther H. Oettinger, quien ha mostrado su respaldo a esta iniciativa y ha invitado a otras empresas a sumarse a ella para impulsar la digitalización en el continente.

La Comisión Europea ha dado la bienvenida a la Fundación Fiware como socio en su esfuerzo por hacer que el mercado único digital europeo sea una realidad y por apoyar la innovación y el emprendimiento en la Unión Europea. En su opinión, esta fundación garantizará la disponibilidad a la largo plazo de la plataforma del mismo nombre, que intenta proveer una arquitectura totalmente abierta, pública y libre de internet. La fundación se comprometerá con la comunidad de desarrolladores de fuentes abiertas y garantizará que la plataforma se mantenga a la cabeza de las tendencias tecnológicas.

Con su trabajo, la fundación se enfocará inicialmente en tres importantes campos para Europa: hacer más digital el sector manufacturero, promover la ciudades inteligentes y gestionar mejor la forma en la que se cultiva, se procesa, se transporta y se consumen los alimentos en Europa.

Fiware es un conjunto “rico y versátil” de componentes de software estandarizados que se pueden utilizar como base para la creación de servicios de Internet avanzados y aplicaciones de forma más rápida y a un menor coste.  Esta plataforma es uno de los resultados de Asociación Público-Privada de la UE sobre internet del futuro y, aunque nació en Europa, está siendo adoptada en todo el mundo. Hoy en día es una “vibrante comunidad” de más de 5.000 personas de la industria, de pymes y de ‘startups’.

Internet de las Cosas, impacto positivo de un billón de euros en diez años

El informe de la consultora refleja que cada euro dedicado a soluciones de Internet de las Cosas podría producir hasta doce euros en ganancias de productividad, poder adquisitivo y ahorro de tiempo

the-internet-of-things

El Internet de las Cosas (IoT) podría tener un impacto positivo en el Producto Interior Bruto de la Unión Europea de casi un billón de euros en los próximos diez años, lo que equivale a un 7 % del PIB de los Veintiocho, según la tercera edición anual del estudio de A.T. Kearney del sector de alta tecnología europeo

En concreto, apunta que del potencial de creación de valor de 940.000 millones que tiene IoT para los próximos diez años, 430.000 millones corresponden a ganancias de productividad, 300.000 millones al aumento del poder adquisitivo de los consumidores y 210.000 millones al tiempo individual disponible. En este sentido, resalta que aprovechar el tipo de oportunidades que ofrece el IoT requiere la conexión de más de 25.000 millones de objetos sólo en la UE28, lo que representaría una oportunidad anual de 80.000 millones de euros para seis categorías de proveedores de soluciones IoT.

Así, 22.000 millones procederían de integración de sistemas, 18.000 millones de agregación de servicios y plataformas, 15.000 millones de servicios de nube, analíticos, automatización, seguridad, 15.000 millones de acceso a redes de conectividad, 10.000 millones de componentes y módulos y 1.000 millones de programas y software de sistemas y gestión.

A.T. Kearney remarca que Europa es líder de productividad e innovación en diferentes sectores y cuenta con un marco de regulación adaptable para apoyar al IoT y a unos ciudadanos acostumbrados a manejarse en el mundo digital.

Los candidatos potenciales para formar el núcleo de un ecosistema IoT vital en el futuro son los operadores de telecomunicaciones, los proveedores de atención sanitaria, servicios básicos de energía y agua (utilities), automoción, transporte, instituciones financieras, seguridad privada y maquinaria industrial.

Sin embargo, Europa puede implicarse más en la estandarización para tener un impacto en el gobierno del IoT. Así, añade que pese a los relativos avances de algunos consorcios privados en el desarrollo de estándares, la UE debe crear los suyos propios, especialmente en las áreas de fabricación, redes inteligentes, atención sanitaria y privacidad de los datos.

Nimbeo obtiene el sello PYME Innovadora

sello-pyme-innovadora

La Dirección General de Innovación y Competitividad dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad ha otorgado a Nimbeo el sello de PYME Innovadora con lo que ha sido incluida en el Registro de PYMES Innovadoras, tras un exhaustivo proceso de formulación y examen de los criterios necesarios.

Aparte del valor añadido a nuestra firma, la pertenencia a este exquisito grupo de empresas españolas añade incentivos fiscales, líneas blandas de financiación o preferencia en ayudas directas a determinados proyectos.

Según la publicación del BOE, la creación del sello de PYMES Innovadoras y de un registro de las mismas en el Ministerio de Economía y Competitividad busca ponerlas en valor, favorecer su identificación y ayudar a la formulación posterior de políticas específicas para las mismas.

El tejido productivo de la Unión Europea está formado por 23 millones de PYMES, representando el 99 por ciento de las empresas que operan en su territorio y aportando las dos terceras partes del empleo. No cabe duda, por tanto, del importante papel que juegan en su desarrollo y crecimiento económico y de ahí que ya desde la adopción de la «Carta Europea de la Pequeña y Mediana Empresa» se haya venido enfatizando la importancia de desarrollar un marco político específico para dichas empresas.

Por lo que respecta a España,  las PYMES representan también el 99 por ciento de las empresas, su contribución al empleo alcanza el 63 por ciento del total y su aportación al valor añadido bruto de nuestra economía (68 por ciento) se sitúa por encima de la media de la Unión Europea.

Aprobada la primera norma internacional sobre Big Data

Los miembros de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) han aprobado la primera norma internacional de la organización sobre los grandes volúmenes de datos

Gunnar Knechtel Photography

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) ha aprobado la primera norma internacional de la organización sobre los grandes volúmenes de datos (Big Data), en la que se detallan los requisitos, las capacidades y casos de utilización del Big Data basados en la nube, así como una visión de “contexto de sistema” de alto nivel y sus relaciones con otras entidades. Según destaca la UIT en un comunicado, el paradigma del Big Data ofrece una solución “efectiva y flexible” para tratar con volúmenes crecientes de datos y descubrir modelos u otras informaciones que permitan que los datos sean “manejables y aprovechables”.

“Los avances en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) están permitiendo generar, transmitir y almacenar grandes masas de datos, y este crecimiento enorme está acelerando su ritmo. Los conjuntos de datos se han hecho tan grandes y complejos, y se generan tan rápido, que los enfoques tradicionales del procesamiento de datos demuestran ser inadecuados”, afirma.

En este contexto, apunta que llevar a cabo un análisis eficiente de los datos dentro de los plazos requeridos supone un “importante desafío”, al que la industria responderá utilizando tecnologías en el campo de los Big Data.

El secretario general de la UIT, Houlin Zhao, subrayó que las nuevas fronteras de la innovación de las TIC “están al alcance de la mano gracias a los avances en la recopilación y el análisis de los datos”, que el sector acogerá “con agrado” y se asegurará de que sus beneficios puedan materializarse a escala mundial.

“En esta nueva norma de la UIT se proporcionan unos fundamentos acordados a nivel internacional para los Big Data basados en la nube. Dará coherencia al uso de la terminología que se utiliza para describir los Big Data basados en la nube y ofrecerá una base común para el desarrollo de los servicios de Big Data y las normas técnicas correspondientes”, añadió el director de la Oficina de Normalización de las Telecomunicaciones de la UIT, Chaesub Lee.