Nanotecnología, Medio Ambiente y Energía, las mejores bazas de España en I+D+i en el programa H2020

Los resultados provisionales de la participación española en I+D+i en el programa europeo Horizonte 2020 indican que las mejores bazas para el país, en cuanto a retorno de inversión, están siendo el sector de la Energía, del Clima, Medio Ambiente y Materias Primas, así como el de las Nanotecnologías, Materiales y Biotecnología. Además, destaca también la mejora de España en Innovación de Pymes

h2020

España es el segundo país en el ranking de Europa por retorno en Nanotecnologías, Materiales y Biotecnología, obteniendo hasta 145,5 millones de euros de subvención, lo que supone un retorno de un 14,4 por ciento. En este sector, además, el país lidera en Edificios energéticamente eficientes, con casi un 16 por ciento de retorno.

En cuanto a Energía, España ha recibido un total de 141 millones de euros (un 13,9 por ciento de retorno) lo que también le sitúa en el segundo puesto de entre los países líderes de Europa. Sí ocupa el primer puesto en cuanto a ciudades y comunidades inteligentes, que aportan un 22,6 ciento de retorno para el país.

Por su parte, el sector del Clima y Medio Ambiente ha obtenido un total de 47 millones de euros en subvenciones (11,8 por ciento de retorno). Las empresas obtienen más del 32 por ciento de este retorno, mientras que España lidera en tecnologías del agua y de residuos dentro de este sector.

El resto de programas de I+D+i, se mueven en torno al 11,4 por ciento de retorno del Espacio o el 11,2 del Transporte, hasta el 7,3 por ciento de la Seguridad o el 6,9 en Salud, un sector que ha tenido peores resultados que otros años debido, en parte, a las convocatorias ‘JTI IMI’ de medicamentos innovadores, un sector dominado por las grandes farmacéuticas europeas con las que España no puede competir.

Todos estos datos sitúan a España como cuarto país de Europa en retorno en los programas de I+D+i, con algo más de 1.100 millones de euros. Esto supone mejorar un puesto en relación al año anterior, después de superar a Holanda. En primer lugar se encuentra Alemania (1.948 millones), seguido de Reino Unido (1.901 millones) y Francia (1.315 millones).

La mayoría de sectores han mejorado cifras con respecto al programa marco anterior, pero son las empresas las que lideran este retorno. De hecho, uno de los puntos destacados es la Innovación en las Pyme, un sector en el que España es líder en Europa con la participación de más de 200 empresas que suponen un retorno que se sitúa cerca del 15,5 por ciento.

Por su parte, la actividad de las universidades tiene mucho margen de mejora. En cuanto a retorno suponen el 19,7 por ciento, frente al 22,8 por ciento que suponían en el programa marco anterior. Las universidades son el 60 por ciento de la investigación de este país y aunque es un target  controlado, tiene que mejorar.

Telefónica, Orange, Atos y Engineering juntos por un internet abierto

Telefónica, Orange, Atos y Engineering han anunciado la creación de la Fundación Fiware, una muestra del esfuerzo del sector por promover tendencias que fomenten las plataformas abiertas de servicios y que refleja el compromiso de las empresas europeas de aportar más servicios innovadores de Internet a ciudadanos, empresas y sector público

smart-cities-security-challenge-showcase_image-6-a-7968

Las cuatro compañías se han reunido este martes en el marco del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona con el comisario de Sociedad y Economía Digitales, Günther H. Oettinger, quien ha mostrado su respaldo a esta iniciativa y ha invitado a otras empresas a sumarse a ella para impulsar la digitalización en el continente.

La Comisión Europea ha dado la bienvenida a la Fundación Fiware como socio en su esfuerzo por hacer que el mercado único digital europeo sea una realidad y por apoyar la innovación y el emprendimiento en la Unión Europea. En su opinión, esta fundación garantizará la disponibilidad a la largo plazo de la plataforma del mismo nombre, que intenta proveer una arquitectura totalmente abierta, pública y libre de internet. La fundación se comprometerá con la comunidad de desarrolladores de fuentes abiertas y garantizará que la plataforma se mantenga a la cabeza de las tendencias tecnológicas.

Con su trabajo, la fundación se enfocará inicialmente en tres importantes campos para Europa: hacer más digital el sector manufacturero, promover la ciudades inteligentes y gestionar mejor la forma en la que se cultiva, se procesa, se transporta y se consumen los alimentos en Europa.

Fiware es un conjunto “rico y versátil” de componentes de software estandarizados que se pueden utilizar como base para la creación de servicios de Internet avanzados y aplicaciones de forma más rápida y a un menor coste.  Esta plataforma es uno de los resultados de Asociación Público-Privada de la UE sobre internet del futuro y, aunque nació en Europa, está siendo adoptada en todo el mundo. Hoy en día es una “vibrante comunidad” de más de 5.000 personas de la industria, de pymes y de ‘startups’.

Por una Europa más cibersegura

Representantes del grupo de Líderes de la Industria Europea de Ciberseguridad (ECIL, por sus siglas en inglés) han presentado a la Comisión Europea un informe en el que aúnan sus recomendaciones para “construir una Europa más cibersegura y alentar la emergencia de un liderazgo europeo en ciberseguridad”

fingerprint-979598_960_720

Durante el Foro Internacional de Ciberseguridad celebrado en Lille (Francia) entre el 25 y el 26 de enero, los miembros del ECIL –representados por Marc Darmon, vicepresidente ejecutivo de Thales; Thomas Kremer, miembro del consejo para la privacidad de los datos de Deutsche Telekom; y Philippe Vannier, vicepresidente ejecutivo para Big Data y seguridad de Atos– se reunieron con el comisario europeo de Economía y Sociedad Digital, Günter Oettinger, para explicarle su plan de acción.

Según ha informado la empresa Thales, entre las recomendaciones del ECIL destaca el establecimiento de un proceso de certificación voluntaria a nivel europeo basado en criterios comunes acordados por los Estados miembros, ya que la legislación, la normalización y el etiquetado son “pilares fundamentales” para el desarrollo de la ciberseguridad.

WorldEl grupo de expertos también sugiere la “promoción de un enfoque diseñado para la seguridad que conciba el desarrollo y producción de productos, software y soluciones más resistentes, al tiempo que recuerda que “la confidencialidad de los datos es vital en ciberseguridad”, ya que “a protección del perímetro ya no es suficiente, sino que debe estar complementado con soluciones de cifrado de datos críticos, ya sea en terminales, en servidores o en la nube.

Asimismo, considera que deben crearse las condiciones claras y necesarias para una ciberseguridad y privacidad “a escala internacional”. “Todos los operadores comparten la responsabilidad e interés en crear unos principios comunes para los Estados miembros. Además, una regulación europea permitiría compartir en tiempo real los datos de ciberataques, incluyendo datos personales como las IPs entre instituciones privadas y públicas”, explica.

Para compartir toda esta información, el ECIL también propone la creación de centros de información y análisis en diferentes sectores con el objetivo de “animar y facilitar la seguridad en el intercambio de información entre Estados miembros y sectores críticos industriales para crear un ciberespacio europeo para las empresas y ciudadanos”.

La biomedicina española apuesta por el Big Data

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), dependiente del Ministerio de Sanidad, acaba de integrarse en el consorcio europeo ELIXIR, una red comunitaria que analiza millones de datos relacionados con la biomedicina y la biología

grid-871475_640ELIXIR es una infraestructura virtual sobre información biológica que conecta la información utilizando los recursos en infraestructuras ya existentes en cada país, o ‘Nodos’, que en el caso de España es el Instituto Nacional de Bioinformática (INB) perteneciente a la Fundación de Investigaciones Oncológicas de Instituto de Salud Carlos III.

El objetivo es fomentar la investigación en Ciencias de la Vida y conseguir su más rápida aplicación a diversas áreas como Medicina, Medioambiente, Agricultura, Bioindustria y a la sociedad en general.

La adhesión supone para España consolidar su posición de liderazgo en un área científica puntera y con potencial de obtener retornos para nuestro país tanto desde el punto científico-tecnológico como desde el económico. “Hará posible, además, la participación activa de España en los proyectos, así como el acceso a la financiación destinada a su puesta en marcha”, añaden.