La digitalización tendrá un impacto de 120.000 millones sobre el valor añadido bruto en 2025 en España

La transformación digital tendrá un impacto de más de 120.000 millones de euros sobre el valor añadido bruto de los sectores económicos más relevantes en España, como telecomunicaciones e Internet, turismo, servicios financieros, transporte, infraestructuras, farmacia, salud, energía e industria, en el año 2015

digitalizacion-de-documentos

Esta es una de las principales conclusiones del ‘Primer Estudio sobre la Digitalización de la Actividad Económica en España 4.0’, elaborado por la consultora Roland Berger. El informe pronostica una tremenda revolución cuando se conecten más de 55.000 millones de nuevos dispositivos a la red con más de 1.000 millones de personas, momento en el que la economía cambiará tremendamente, así como la forma en la que haremos las cosas y los propios modelos de negocio.

La crisis ha dañado el proceso de digitalización de las empresas españolas, de hecho, la economía española ocupa el puesto número 15 en el mundo por volumen de PIB, pero se sitúa en el 45 en desarrollo de la digitalización.

El estudio, que recoge la opinión de más de 100 directivos, muestra que sólo una de cada tres empresas españolas está ya preparada para afrontar la transformación digital hacia la España 4.0, a pesar de que entre un 80 % y un 90 % de las empresas reconoce que el cambio digital va a ser grande y tendrán que ser capaces de impulsar en digitalización y convertirse.

Más del 80 % creen que podrán incrementar sus ventas y crear productos que rompan barreras geográficas y de conocimiento del cliente, siendo capaces de producir más y mejores productos, para lo que nueve de cada diez reconocen que hay que cambiar los procesos digitales. Sin embargo, sólo el 33 % de las empresas españolas cuenta con una estrategia digital y, de estas, solo el 60 % lo ha comunicado de forma clara a sus empleados, al tiempo que solo un 28 % tiene un líder que dirige digitalmente la compañía.

El análisis revela que las empresas españolas dominan los usos digitales básicos, pero no los más avanzados. La diferencia o ‘gap’ de penetración digital supera el 75 % en sectores como salud o transporte, seguido de energía, con un 51%, lo que refleja que existe un importante margen de crecimiento y una manifiesta falta de aprovechamiento de las oportunidades de la digitalización. Los resultados muestran que sólo un 38 % de las empresas cuenta con una estrategia digital formalizada y un 26 % todavía no tienen un responsable de área digital.

Esta falta de apuesta por el desarrollo digital es especialmente manifiesta en la formación a los empleados, ya que el 20 % no realiza ningún tipo de formación digital y, del 62 % de las empresas que sí lo han ofrecido, sólo se han beneficiado de ella el 60% de los trabajadores.

Por sectores, aquellos más pegados al consumidor, como telecomunicaciones (91 %), turismo (83 %) o banca (65 %), tienen una estrategia digital más clara, mientras que en los más alejados al cliente, como industria o telecomunicaciones, solo un 10 % y un 15% de sus directivos, respectivamente, consideran que existe una estrategia digital formalizada en sus compañías.

Nanotecnología, Medio Ambiente y Energía, las mejores bazas de España en I+D+i en el programa H2020

Los resultados provisionales de la participación española en I+D+i en el programa europeo Horizonte 2020 indican que las mejores bazas para el país, en cuanto a retorno de inversión, están siendo el sector de la Energía, del Clima, Medio Ambiente y Materias Primas, así como el de las Nanotecnologías, Materiales y Biotecnología. Además, destaca también la mejora de España en Innovación de Pymes

h2020

España es el segundo país en el ranking de Europa por retorno en Nanotecnologías, Materiales y Biotecnología, obteniendo hasta 145,5 millones de euros de subvención, lo que supone un retorno de un 14,4 por ciento. En este sector, además, el país lidera en Edificios energéticamente eficientes, con casi un 16 por ciento de retorno.

En cuanto a Energía, España ha recibido un total de 141 millones de euros (un 13,9 por ciento de retorno) lo que también le sitúa en el segundo puesto de entre los países líderes de Europa. Sí ocupa el primer puesto en cuanto a ciudades y comunidades inteligentes, que aportan un 22,6 ciento de retorno para el país.

Por su parte, el sector del Clima y Medio Ambiente ha obtenido un total de 47 millones de euros en subvenciones (11,8 por ciento de retorno). Las empresas obtienen más del 32 por ciento de este retorno, mientras que España lidera en tecnologías del agua y de residuos dentro de este sector.

El resto de programas de I+D+i, se mueven en torno al 11,4 por ciento de retorno del Espacio o el 11,2 del Transporte, hasta el 7,3 por ciento de la Seguridad o el 6,9 en Salud, un sector que ha tenido peores resultados que otros años debido, en parte, a las convocatorias ‘JTI IMI’ de medicamentos innovadores, un sector dominado por las grandes farmacéuticas europeas con las que España no puede competir.

Todos estos datos sitúan a España como cuarto país de Europa en retorno en los programas de I+D+i, con algo más de 1.100 millones de euros. Esto supone mejorar un puesto en relación al año anterior, después de superar a Holanda. En primer lugar se encuentra Alemania (1.948 millones), seguido de Reino Unido (1.901 millones) y Francia (1.315 millones).

La mayoría de sectores han mejorado cifras con respecto al programa marco anterior, pero son las empresas las que lideran este retorno. De hecho, uno de los puntos destacados es la Innovación en las Pyme, un sector en el que España es líder en Europa con la participación de más de 200 empresas que suponen un retorno que se sitúa cerca del 15,5 por ciento.

Por su parte, la actividad de las universidades tiene mucho margen de mejora. En cuanto a retorno suponen el 19,7 por ciento, frente al 22,8 por ciento que suponían en el programa marco anterior. Las universidades son el 60 por ciento de la investigación de este país y aunque es un target  controlado, tiene que mejorar.

La factura de la luz bajó un 5,8 % en 2014, según REE

La factura de los consumidores de baja tensión acogidos al nuevo sistema Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) bajó un 5,8 % en 2014, con un importe medio de 708 euros anuales, frente a los 751 euros del año anterior, según informó Red Eléctrica de España (REE)

fotonoticia_20150421123953_800

Esta cifra incluye todos los conceptos que forman parte del recibo de la luz -los términos de potencia y energía y los impuestos de electricidad e IVA- y su cálculo se produce con datos homogéneos tras cumplirse un año de vigencia del nuevo sistema (PVPC) para calcular el coste de producción de la energía basándose en el mercado diario e intradiario, entre otros conceptos, indicó el operador del sistema.

Así, en los dos últimos años la rebaja media de la factura eléctrica ha sido del 8,6 %, con un ahorro medio de 67 euros para un consumidor acogido al PVPC. Los consumidores conectados a baja tensión constituyen el 60 % de los casi 27 millones de contratos de suministro existentes en España.

REE señala que esta rebaja en el recibo de la luz de los consumidores domésticos en 2014 ha ido aparejada a la eliminación del déficit de tarifa que se venía generando sistemáticamente cada año durante la última década.

Según las estimaciones de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, el año pasado se ha registrado un ligero superávit de 100 millones de euros y, por primera vez desde que comenzó a acumularse déficit, el año pasado la cantidad pendiente de cobro habría pasado desde los 24.500 millones euros de finales de 2013 hasta los cerca de 22.000 millones de euros.

Incremento del 83 % entre 2003 y 2012

Por el contrario, entre los años 2003 y 2012, el recibo de la luz subió una media del 82,8 %. La mayor subida tuvo lugar en 2011, cuando registró un incremento del 21,6 %, aumentando además el déficit en cerca de 5.000 millones de euros. Además, teniendo en cuenta solamente el término de energía incluidos peajes, sin término de potencia e impuestos, el precio de la electricidad comenzó a bajar hace tres años, en marzo de 2012, y desde entonces, ha registrado un descenso del 30 %, pasando de 50 a 35 euros al mes, tomando como base el importe mensual para 300 kWh/mes.

REE, como operador del sistema eléctrico español, calcula y publica los nuevos precios horarios de electricidad conforme a lo establecido en el Real Decreto 216/2014, de 28 de marzo de 2014. El cálculo de los nuevos precios, sujetos a la metodología del Gobierno, se realiza calculando el coste de producción de la energía basándose en el mercado diario e intradiario, junto con otros conceptos que se establecen en la nueva metodología aprobada por el Ejecutivo.

Los otros conceptos que se incluyen son el peaje de acceso a la red y los servicios de ajuste, en caso de que hubiera, además de otros marginales. Asimismo, todos los días, y a través de la web del operador del sistema (‘eSios’) de REE, la compañía hace públicos los precios horarios de la electricidad del día siguiente, que representan el precio al que se facturará la energía consumida (kWh) por el usuario.

Estos precios se aplicarán en la factura de todos aquellos consumidores con una potencia contratada no superior a 10 kW, independientemente de que tengan contador inteligente con medición horaria o no. En el caso de que se cuente con un contador inteligente equipado, el consumidor puede consultar en la web de REE las horas a las que el precio de la energía eléctrica es inferior y adaptarlo a sus necesidades de consumo.

En caso de no tener aún el contador inteligente instalado, se le aplicarán estos precios sujetos a un perfil de consumo asignado, elaborado por REE y que se publica también semanalmente en la web del operador del sistema (‘eSios’).

Nimbeo participa en Enersi, un proyecto de eficiencia energética

Está incluido en el Plan Estratégico Nacional de I+D y se basa en el análisis de datos energéticos para comprender cómo y en qué se utiliza la energía

Eficiencia enegértica

El consorcio promovido por las Universidades Carlos III de Madrid y Ramón Llull de Barcelona, la consultora IN y Nimbeo llevará a cabo el proyecto Enersi, una plataforma de servicios energéticos basados en la integración y análisis de datos de múltiples fuentes.

Enersi se basa en el análisis de datos energéticos para comprender:

1.- Cómo y en qué se utiliza la energía

2.- Cuál es su coste

3.- Analizar el funcionamiento de los equipamientos e instalaciones en edificios y entornos urbanos

4.- Mejorar su uso y mantenimiento

5.- Aumentar la eficiencia energética en edificios y ciudades

Aunque hay cada vez más datos energéticos disponibles, no existen aún instrumentos para integrarlos. Hacerlo supone comprender el funcionamiento de los sistemas energéticos.

El propósito de Enersi es crear una plataforma de servicios energéticos avanzados basados en datos energéticos facilitados por las empresas y organizaciones que han dado su apoyo al proyecto, así como los datos abiertos siguiendo la filosofía del Linked Data. Para el análisis se utilizarán técnicas avanzadas de minería de datos que permitan a los usuarios comprender la información y extraer de ella los conocimientos que necesitan en sus ámbitos de actuación.

logo-mineco

El proyecto ha sido financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad, incluido en su programa Retos de Colaboración perteneciente al Plan Estratégico Nacional de I+D.