Los salarios TIC aumentan en los primeros meses de 2016

El nivel salarial de los profesionales de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) ha mejorado en los cinco primeros meses de 2016, pese a lo cual el nivel de satisfacción de los trabajadores con su empleo actual ha disminuido

mercado-trabajo-tic-810x539La encuesta, realizada ‘online’ entre 9.000 profesionales TIC, refleja que los que ganan más de 45.000 euros brutos anuales han aumentado desde el 8 % de 2015 al 13 % en 2016, mientras que los que tienen un salario de entre 30.000 y 45.000 euros, la franja más frecuente, suben desde el 26 % al 28 %. De esta manera, en los primeros cinco meses de 2016 los salarios se incrementaron de forma generalizada, aunque especialmente en los que ganan más de 25.000 euros, que pasan a ser el 60 % de los encuestados frente al 51% de 2015. Por el contrario, los profesionales de la franja más baja de salarios, aquellos con un sueldo bruto anual por debajo de 12.000 euros, se han reducido “considerablemente”, pasando de ser el 12 % en 2015 al 2 % en los primeros meses de 2016.

Teniendo en cuenta la categoría profesional de los encuestados, entre 18.000 y 24.999 euros se encuentran el 60 % de los programadores; entre 30.000 y 45.000 euros se encuentran el 56 % de los analistas, el 67 % de los arquitectos, el 43 % de los jefes de proyecto, y en la franja salarial más alta, por encima de los 45.000 euros, se encuentran el 50 % de los directores de tecnología.

Por otro lado, la encuesta refleja que uno de cada dos profesionales TIC ha formado parte de un proceso de selección o ha recibido propuestas interesantes, así como que el 54 % de los encuestados lleva menos de dos años trabajando para la misma empresa.

Respecto a la satisfacción de los profesionales con su empleo actual, se ha reducido el porcentaje de los que responden de forma positiva, pasando del 32 % en 2015 al 25 % en 2016, y ha aumentado el de los que no están satisfechos o no terminan de estarlo, pasando de un 68 % en 2015 a un 74 % en 2016.

Las empresas en España, las que menos problemas tienen para contratar personal con capacidades informáticas

El 14 % de las empresas en España ha tenido problemas en 2014 para reclutar a personal con capacidades en tecnologías de la información y la comunicación (ITC) para cubrir una vacante, aunque se trata del porcentaje más bajo en toda la Unión Europea y muy por debajo de la media europea, que se eleva al 38 %, según datos publicados este jueves por la agencia comunitaria de estadística Eurostat

Imagen post1

Además de España, los países donde las empresas tienen menos problemas para contratar a gente con conocimientos de informática son Portugal (21 %) e Italia y Bulgaria (31 % en cada caso).

España tiene además el mayor porcentaje de especialistas de ITC con empleo con educación superior en toda la Unión Europea, el 77,4 %, muy por encima de la media en la UE, donde el 56,5 % de los especialistas informáticos tiene educación superior y muy por delante de países como Bélgica (72,9 %) y Bulgaria y Chipre (72,3 %), los países de la UE donde los especialistas informáticos cuentan con niveles de estudios, también más elevados, mientras que los informáticos con menos estudios terciarios se registran en Italia (31,7 %), Malta (38,5 %), Eslovaquia (41,8 %) y Rumanía (42.2 %).

En el caso de España, un total de 535.600 personas estaban contratadas en España en el sector, el 3,1 % del empleo total en 2014, que ha crecido desde el 2,7 % en 2011, cuando 489.900 personas estaban contratadas en el sector en 2011, uno de los que más está creciendo en los últimos años ante la creciente digitalización de la economía. El 82,1 % de los especialistas en ITC contratados en España son hombres, en línea con la media europea (81,9 %).

La facturación de las empresas españolas creció un 8 % entre 2012 y 2014

El pasado año cerró con un total de 94.804 empresas creadas, un 0,98 % más que en el mismo periodo del año anterior, según el estudio ‘La recuperación de las empresas españolas tras la crisis’ realizado por Informa D&B

empleo trabajo empresa

El crecimiento de la facturación en 2014 anotó una subida del 6,3 % respecto al año anterior, cifra que supone casi un 79 % de la subida acumulada entre los años 2012 y 2014. Para la directora adjunta al consejero delegado de Informa D6B, Beatriz Oliete, la subida del 8,1 % de facturación de estas empresas que han permanecido activas es la cifra “más relevante” a la hora de mostrar la evolución del negocio de las compañías y presenta un dato de crecimiento “alentador”.

Según Informa D&B, la economía española marcó un punto de inflexión por la “fortaleza” de la demanda interna privada impulsada por la mejora del empleo, las menores restricciones financieras y la moderación de los precios. Además, en el estudio se refleja que, teniendo en cuenta la partida de aprovisionamientos, la evolución de la cifra de negocio neta registró un crecimiento neto del 6,5 %. De hecho, se destaca que el crecimiento de la actividad productiva se ha visto acompañada de un crecimiento más “moderado” de las principales partidas de costes.

En este contexto, los gastos de personal en el periodo analizado crecieron un 5,7 %, mientras que otros gastos de explotación se incrementaron un 6,6 %. Los resultados netos, según el estudio, se han visto más “favorecidos” por la caída de los gastos financieros, que disminuyeron un 8 % en el periodo analizado.

Teniendo en cuenta los resultados antes de impuestos y el resultado del ejercicio, el estudio pone de manifiesto el crecimiento del primero en un 176,1 % y del segundo en un 232,4 %. Para Informa D&B, esta recuperación también se vio reflejada en las cifras de la demografía empresarial, ya que el pasado año cerró con un total de 94.804 empresas creadas, un 0,98 % más que en el mismo periodo del año anterior.

“De manera sistematizada asistimos a una mejora general de las empresas que rompe con una tendencia enormemente negativa del periodo anterior según la información que arroja este estudio aunque es cierto que estamos aún lejos de alcanzar los niveles generales de facturación de los años pre-crisis”, afirmó Oliete.

Dos de cada tres trabajadores sacrificarían parte de su sueldo por ser más felices en su empleo

El 62,7 % de los trabajadores españoles estaría dispuesto a percibir menos salario a cambio de una mayor felicidad laboral, porcentaje que supera en tres puntos el registrado un año antes, según una encuesta de Adecco sobre felicidad en el trabajo

empleo trabajo empresa

De acuerdo con este estudio, el 81,5 % de los trabajadores españoles es feliz en su profesión, dos puntos más que hace un año y el porcentaje más elevado de la serie histórica de esta encuesta, que este año alcanza su quinta edición. El 97,7 % de los trabajadores encuestados por Adecco cree que la felicidad laboral influye en el rendimiento y que un empleado feliz es un empleado más productivo.

Los aspectos que más valoran los españoles para ser felices en su trabajo son un buen ambiente laboral y el desarrollo de las habilidades, con una nota de 8,46 puntos sobre 10.

La encuesta revela además que cuatro de cada diez trabajadores españoles piensa que tener un negocio propio reporta mayor felicidad porque se tiene más libertad para organizar el tiempo. Por el contrario, el 37,3 % opina que emprender no implica una mayor felicidad debido a las obligaciones y responsabilidades que se asumen.

El 84,4 % de los trabajadores cree que una mayor racionalización de horarios y/o la opción de teletrabajar les haría más felices, porcentaje que ha aumentado casi tres puntos en el último año. Además, el 86 % de los encuestados considera que es más feliz trabajando en España, por encima de cualquier otro país del mundo.

Según la encuesta de Adecco, los españoles que ahora mismo no están trabajando pero quieren hacerlo valoran su índice de felicidad en una media de 5,56 puntos. Sin embargo, este se dispararía hasta los 8,03 puntos si consiguieran un empleo.

El Big Data salva vidas

Telemedicina

Existen algunas voces, quizá con cierto sesgo tendencioso, que alertan sobre los peligros del Big Data. Nosotros apostamos por la opinión de Marco Lübbecke, en este otro artículo de opinión en CNN.com.

Hablar de Big Data no es solamente hablar de la acumulación de grandes cantidades de información. Se  trata de tener en cuenta grandes volúmenes de datos interconectados que poseen tanto valor que, gestionándolos de manera precisa y correcta, ayudan, por ejemplo, a los médicos en la comprensión de factores determinantes en el cuidado de la salud.

En 2001, el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, empezó el análisis de grandes volúmenes de datos sobre casos de polio entodo el mundo. La disyuntiva discernía entre invertir 100 millones de dólares para un control puntual de los brotes, o apostar por una fórmula que erradicara por completo la enfermedad. Mediante el desarrollo de complejos modelos matemáticos que aprovechaban los conocimientos disponibles, los expertos consiguieron evitar más casos de polio en países emergentes. En 2014, el CCD recibió un premio después de conseguir que en un país como India, con una población de 1,27 millones de personas, durante tres años no hubiera experimentado ni un solo caso de poliomielitis.

Uno de los proyectos de Nimbeo es CoolReport. En uno de sus escenarios de aplicación posibles, la herramienta de gestión y análisis puede reportar datos clínicos o amenazas potenciales para la salud del paciente. Los algoritmos conceden una serie de datos de sencilla interpretación para los profesionales médicos. De este modo, los investigadores médicos pueden utilizar resultados de otros casos y hallar patrones que den viabilidad a tratamientos más efectivos. Por último, pueden descubrir pandemias que, de otra manera, pasarían totalmente inadvertidas.

Big Data: 4,4 millones de empleo en 2015

Según un estudio, en los últimos 10 años se ha creado más información que en toda la historia de la humanidad. Esta realidad hace que los datos sean la nueva moneda y que, gracias a ellos, las empresas puedan mejorar su estrategia de producto y toma de decisiones

story-big-dataEn Nimbeo siempre hemos defendido que los datos son el petróleo del siglo XXI y parece que las expectativas se superan día a día. De hecho, según un estudio de la Online Business School (OBSen los últimos diez años se ha creado más información que en toda la historia de la humanidad y que las conexiones a Internet desde dispositivos móviles llegarán a los 10.200 millones en 2018.

A partir de estas estimaciones se han descifrado algunas tendencias en la industria para este año 2015 que ya vivimos. La principal es que el Big Data generará 4,4 millones de puestos de trabajo en todo el mundo.

Además, la inversión será de 112.000 millones de euros. En concreto, las pymes de todo el mundo invertirán en Cloud Computing más de 67.000 millones de euros. Más cerca, en Europa, el PIB de la UE crecerá un 1,9 % adicional de aquí a 2020 gracias al Big Data.

El tráfico de datos generado por smartphones crecerá un 63 % los próximos cuatro años y la tecnología M2M (Machine-to-Machine) generará un aumento de los datos del 113 %, por lo que ahora más que nunca el valor de los datos es incalculable

El uso del análisis de grandes volúmenes de datos en las empresas está creciendo exponencialmente ya que permite no solo conocer a los usuarios y ofrecerles exactamente lo que demandan, sino también crear modelos predictivos que les ayuden a prevenir situaciones negativas. La clave será disponer de una llave mágica que extraiga, gestione, analice e interprete ese petróleo que supone la riqueza de datos. Para ello, Nimbeo ha desarrollado CoolReport.

Las mayores inversiones en soluciones de Big Data se harán en Comercio, Manufacturación, Salud, Información y Comunicaciones, Banca y Finanzas, Seguros y Administración Pública. Precisamente en esa amplia gama de escenarios trabaja una herramienta tan versátil como CoolReport.