Big Data en la campaña electoral de Estados Unidos

Un pequeño grupo de empresas emergentes especializadas en el análisis de datos ha irrumpido en las elecciones estadounidenses vendiendo herramientas para segmentar y atraer a los votantes

Cuenta la periodista Hannah Kuchker del periódico Financial Times, que fue a partir de las elecciones de 2012 cuando el equipo asesor de Barack Obama se dio cuenta de la importancia del análisis de datos en las campañas políticas.

Ahora, según advierte Kuchler, las tecnologías permiten que los equipos de campaña hagan una segmentación de los votantes y luego utilicen publicidad específica tanto digital como televisiva para animarles a votar, donar o hacer tareas voluntarias. Durante mucho tiempo, los candidatos han utilizado registros electorales que aportaban información básica. Actualmente, los equipos de campaña pueden combinar esta información electoral con un rastreo de la actividad online de los usuarios para llegar a los perfiles más interesantes. Forma parte del poder del tratamiento de datos (Big Data).

En la actual carrera electoral de Estados Unidos, ha adquirido mucha relevancia el tratamiento de la información que hace una de estas empresas (Quid) con la campaña electoral del candidato Bernie Sanders. En concreto, analiza el impacto en los medios de comunicación que tienen las empresas que nombra el candidato Sanders en sus discursos. Para entenderlo utilizaremos el ejemplo que explica en su artículo Kuchker.

La lista de empresas que nombra dicho candidato y luego tienen mucho impacto en medios está encabezada por Goldman Sachs, e incluye a Verizon o General Electric. Sin embargo, Quid se ha dado cuenta de que, aunque Sanders menciona a menudo a Walmart, esta no aparece tanto en la prensa. ¿Casualidad?