80 millones para impulsar la I+D+i de las tecnologías digitales

El Gobierno, a través de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, ha decidido destinar 80 millones de euros para impulsar la adopción de tecnologías digitales y de desarrollo de la sociedad de la información

índiceEl Consejo de Ministros ha autorizado al Ministerio de Industria, Energía y Turismo a convocar en 2016 ayudas correspondientes a la Acción Estratégica de Economía y Sociedad Digital dentro del Plan de Investigación Científica y Técnica e Innovación 2013-2016 por un importe de 80 millones de euros.

Esta medida se enmarca dentro de la Agenda Digital para España, aprobada en 2013, que incluye entre sus objetivos el fortalecimiento del sector TIC español como fuente de generación de riqueza y empleo, así como el impulso de la I+D+i en la industria y la incorporación de las TIC en las pymes.

La convocatoria combina ayudas en forma de préstamo y subvención. En el primer caso es el solicitante quien determina el importe, mientras que para el importe de la subvención se evaluará el grado de innovación tecnológica de los proyectos. El pago anticipado de la ayuda se producirá en dos fases (primero un 75 % y después el 25 % restante). Los préstamos se hacen a tipo de interés Euribor a un año, correspondiente al mes anterior a la convocatoria o a la concesión, con un plazo de 5 años de amortización y 2 de carencia.

El apoyo a las iniciativas innovadoras se enmarca dentro tanto del subprograma Impulso Tecnológico, que incentiva la puesta en marcha de proyectos basados en tecnologías con bajo nivel de madurez y alto potencial de transformación del sector TIC, como del subprograma Grandes Proyectos, destinado a grandes proyectos con gran valor tecnológico y alto potencial de tracción e impacto socioeconómico.

El primero de los subprogramas se encuentra dotado de 15 millones de euros de subvención y 45 millones de préstamo, mientras que el segundo se encuentra dotado de 5 millones de euros de subvención y 15 millones de euros de préstamo. Entre las prioridades temáticas de la convocatoria se encuentran el tratamiento masivo de datos, Internet del futuro, cloud computing, las ciudades inteligentes, la ciberseguridad y confianza digital, las aplicaciones de salud y bienestar social, la evolución de la administración electrónica, contenidos digitales, entre otras.

5 ejemplos de Smart Cities `Made in Spain´

Las llamadas ciudades inteligentes o smart cities ya son una realidad en España. El concepto de ciudades inteligentes obedece a un grupo de políticas de desarrollo mediante la incorporación de nuevas tecnologías de la información en diversos,  la interacción de sus habitantes con su entorno y su infraestructura

Smart Cities

Según datos del ‘Estudio SmartCities Calidad Digital de las Ciudades‘, de la Asociación de Empresas de Electrónica y la consultora de investigación e innovación digital nPeople, el 72 % de los ciudadanos considera importante el acceso online para la gestión de servicios públicos y para el 62 % de los ciudadanos falta más digitalización en los servicios municipales.

Según datos de la ONU, para el 2050 el 70 % de la población mundial vivirá en ciudades. En este escenario sociodemográfico, con claros retos políticos y medioambientales, el concepto de ciudad inteligente es el eje central de cómo afrontar el manejo de ciudades cada vez más grandes y complejas y, a su vez, optimizar los recursos disponibles para abastecer la mayor cantidad de demandas con la menor cantidad posible de estos recursos.

Fabián Torres ha descrito para Eroski Consumer una lista de ejemplos de ciudades inteligentes en nuestro país:

Madrid. Un claro ejemplo sobre digitalización de una ciudad es el Centro Integrado de Seguridad y Emergencias (CISEM), que coordina y organiza cuerpos como la Policía y ha conseguido unos tiempos de respuesta inferiores a los 8 minutos. Algo parecido ocurre con los centros de control de movilidad encargados de medir la afluencia de tráfico en tiempo real (tanto en la M-30 como dentro de la ciudad). Para ello utilizan sensores enterrados que cuentan el número de coches que pasan por las calles.

Málaga. El proyecto de digitalización de la ciudad se centra en la gestión de la energía, se ha optado por la integración de fuentes renovables en la red eléctrica, con el objetivo de aumentar la eficiencia y reducir las emisiones de dióxido de carbono. Con el despliegue de tecnologías de última generación en comunicaciones y sistemas, automatización de la red, generación distribuida e infraestructura inteligente de carga de vehículos se pretende una mejora en la gestión de la energía en las redes malagueñas.

Bilbao. Se encuentra en el Top 5 de las ciudades inteligentes de España y tiene un plan para el 2020. Como parte de la iniciativa financiada por la Unión Europea, la ciudad está cambiando por completo para reducir su impacto medioambiental, incrementar la eficiencia energética y de transportes y aumentar su atractivo turístico. La campaña de concienciación del cambio climático y el consumo de agua de la ciudad tiene como meta recortar el gasto del agua en un 8 % para el 2020.

Barcelona. Con la firme idea de convertir las TIC en elementos básicos en la ejecución de varios servicios ciudadanos como la movilidad o la administración, ha implementado telecontadores que permitirán un mayor conocimiento y optimización del consumo por parte del cliente, dichos sistemas permitirán facilitar y aumentar la capacidad de previsión y adaptación del consumo, comportando un ahorro económico al ciudadano, y, a su vez, una reducción de la emisión de gases.

Zaragoza. Cuenta con un proyecto que va desde la administración electrónica a la implantación de estructuras de telecomunicaciones o el uso de software libre. Se controlan, también, de forma inteligente, el alumbrado público o el abastecimiento de agua (lo que puede suponer un importante ahorro).

Santander. Cuenta con gran cantidad de sensores, que se ocupan de recoger información del estado de la ciudad. Esto puede ir desde el estado del tráfico hasta la meteorología o la contaminación del ambiente. Un ejemplo para ilustrar la utilidad es el de los sensores de riego, que normalmente se rigen por una programación basada en un horario.

Reforma profunda para mejorar el mercado de energías renovables

La Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa) considera que España puede alcanzar para el horizonte 2030 una cuota de renovables del 27 %, similar al objetivo medio planteado para el conjunto de la Unión Europea, aunque compatibilizar este crecimiento con la seguridad de suministro requerirá “una reforma profunda del mercado eléctrico” para atraer las inversiones necesarias en nueva capacidad

Energía

“Hay que tener en cuenta cuando se habla del incremento de renovables que a la vez esto va a requerir una capacidad de ‘backup’ que sea capaz de garantizar la seguridad de suministro, señaló el presidente de Unesa, Eduardo Montes, en la presentación del informe ‘El sector eléctrico y los objetivos de energía y clima de la CE para 2030’, elaborado por la patronal de las ‘grandes’ eléctricas con la consultora The Boston Consulting Group (BCG). Según el informe, este escenario de renovables se podrá alcanzar, aunque para ello el sector eléctrico tendrá que seguir liderando su desarrollo para generación de electricidad, “con importantes consecuencias para el sector”.

Para alcanzar este objetivo del 27 % de cuota de renovables, estas tecnologías deberían captar todo el incremento de producción eléctrica previsto hasta 2030, para lo que sería necesario aumentar en 30 gigavatios (GW) su potencia instalada. De esta manera, más de la mitad de la generación eléctrica (53 %) procedería de renovables, señala el estudio. Asimismo, el hueco térmico constituido por la producción de las centrales de ciclo combinado y de carbón se mantendrían en los mismos niveles “extremadamente” bajos de 2014. Por ello, a pesar de esto, y de la nueva capacidad renovable, sería necesario instalar 8 GW de nueva capacidad térmica disponible para garantizar en ese horizonte de 2030 la seguridad de suministro frente a puntas de demanda. En concreto, estos 8 GW adicionales de potencia firme serán necesarios como capacidad de respaldo, ya que, según el consultor de BCG, “no existe ningún exceso de capacidad instalada”.

Todo ello, según el estudio, en un contexto en el que las centrales térmicas tendrían una utilización media “extremadamente baja”, del 17 % (1.500 horas al año), y los ingresos en el mercado no cubrirían los costes de generación de estas centrales.

Financiación de los Presupuestos Generales del Estado

Así, para acometer estas inversiones será necesario que exista una retribución “extra”, ya que los ingresos de estas tecnologías en el mercado eléctrico no cubrirían sus cuotas de generación, por lo que harían falta mecanismos de apoyo y nuevas fuentes de financiación para las renovables que, “dada la situación de la factura eléctrica, podrían provenir de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para no encarecerla”, señaló Ramón Baeza, senior partner y managing director de BCG.

Por otra parte, Montes destacó que el sector eléctrico español ha sido el que más ha reducido sus emisiones en España en el periodo de 1990 a 2014 y en mayor medida que la mayoría de los principales países europeos, “gracias a una inversión de más de 80.000 millones de euros en los últimos 15 años”.

En el escenario planteado por el informe, España alcanzaría una mejora del 25 % en eficiencia energética, mientras que las emisiones de gases de efecto invernadero disminuirían en un 43 % en los sectores ETs, lideradas por un sector eléctrico que continuaría actuando como principal descarbonizador de la sociedad en España. Por su parte, los sectores no ETs reducirían sus emisiones en un 21 % y necesitarían un “decidido e inmediato” programa de medidas si se quiere definir para ellos un objetivo más ambicioso.

Asimismo, el informe considera que los objetivos de reducción de emisiones en el conjunto de los sectores productivos deberá ser “realistas y compatibles” con el desarrollo económico y con un sector eléctrico “sostenible y competitivo”.

La factura de la luz bajó un 5,8 % en 2014, según REE

La factura de los consumidores de baja tensión acogidos al nuevo sistema Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) bajó un 5,8 % en 2014, con un importe medio de 708 euros anuales, frente a los 751 euros del año anterior, según informó Red Eléctrica de España (REE)

fotonoticia_20150421123953_800

Esta cifra incluye todos los conceptos que forman parte del recibo de la luz -los términos de potencia y energía y los impuestos de electricidad e IVA- y su cálculo se produce con datos homogéneos tras cumplirse un año de vigencia del nuevo sistema (PVPC) para calcular el coste de producción de la energía basándose en el mercado diario e intradiario, entre otros conceptos, indicó el operador del sistema.

Así, en los dos últimos años la rebaja media de la factura eléctrica ha sido del 8,6 %, con un ahorro medio de 67 euros para un consumidor acogido al PVPC. Los consumidores conectados a baja tensión constituyen el 60 % de los casi 27 millones de contratos de suministro existentes en España.

REE señala que esta rebaja en el recibo de la luz de los consumidores domésticos en 2014 ha ido aparejada a la eliminación del déficit de tarifa que se venía generando sistemáticamente cada año durante la última década.

Según las estimaciones de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, el año pasado se ha registrado un ligero superávit de 100 millones de euros y, por primera vez desde que comenzó a acumularse déficit, el año pasado la cantidad pendiente de cobro habría pasado desde los 24.500 millones euros de finales de 2013 hasta los cerca de 22.000 millones de euros.

Incremento del 83 % entre 2003 y 2012

Por el contrario, entre los años 2003 y 2012, el recibo de la luz subió una media del 82,8 %. La mayor subida tuvo lugar en 2011, cuando registró un incremento del 21,6 %, aumentando además el déficit en cerca de 5.000 millones de euros. Además, teniendo en cuenta solamente el término de energía incluidos peajes, sin término de potencia e impuestos, el precio de la electricidad comenzó a bajar hace tres años, en marzo de 2012, y desde entonces, ha registrado un descenso del 30 %, pasando de 50 a 35 euros al mes, tomando como base el importe mensual para 300 kWh/mes.

REE, como operador del sistema eléctrico español, calcula y publica los nuevos precios horarios de electricidad conforme a lo establecido en el Real Decreto 216/2014, de 28 de marzo de 2014. El cálculo de los nuevos precios, sujetos a la metodología del Gobierno, se realiza calculando el coste de producción de la energía basándose en el mercado diario e intradiario, junto con otros conceptos que se establecen en la nueva metodología aprobada por el Ejecutivo.

Los otros conceptos que se incluyen son el peaje de acceso a la red y los servicios de ajuste, en caso de que hubiera, además de otros marginales. Asimismo, todos los días, y a través de la web del operador del sistema (‘eSios’) de REE, la compañía hace públicos los precios horarios de la electricidad del día siguiente, que representan el precio al que se facturará la energía consumida (kWh) por el usuario.

Estos precios se aplicarán en la factura de todos aquellos consumidores con una potencia contratada no superior a 10 kW, independientemente de que tengan contador inteligente con medición horaria o no. En el caso de que se cuente con un contador inteligente equipado, el consumidor puede consultar en la web de REE las horas a las que el precio de la energía eléctrica es inferior y adaptarlo a sus necesidades de consumo.

En caso de no tener aún el contador inteligente instalado, se le aplicarán estos precios sujetos a un perfil de consumo asignado, elaborado por REE y que se publica también semanalmente en la web del operador del sistema (‘eSios’).

Barcelona y A Coruña dos ejemplos de Smart Cities tecnológicas

España cuenta con una asociación que reúne a 60 ciudades con proyectos de ciudad inteligente, la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI). La primera urbe en poner en marcha un plan de este tipo fue Santander en 2009, que introdujo las nuevas tecnologías e internet para lograr una gestión coordinada e integrada de sus espacios. Otras ciudades españolas que llevan a cabo proyectos de smart cities son A Coruña, Barcelona, Bilbao, Burgos, Cáceres, Málaga, Madrid, Logroño, Palencia, San Sebastián, Valladolid y Vitoria, entre otras

Smart-cityBarcelona se ha situado en 2015 a la cabeza de la clasificación de ciudades inteligentes en el ámbito mundial de Juniper Research, que analiza las capacidades “inteligentes” de cada urbe como el uso de las redes inteligentes, gestión del tráfico, alumbrado público, capacidad tecnológica o la cohesión social. Las áreas son:

  • Servicios sociales:
    • Open data.
    • Vincles Barcelona: La plataforma digital para romper con el aislamiento social de las personas mayores. Se trata de un proyecto que busca dar atención a las personas mayores que se sienten solas, mediante una red social de apoyo a la que se accede por medio de una tableta táctil. Esta red incluye a la familia, a los amigos y a todas las personas que trabajan en los servicios sociales y de salud.
    • Teleasistencia: Se instala un aparato en casa y se conecta mediante la línea telefónica (fija o móvil) a un centro de atención, con el que se puede comunicar solo pulsando un botón.
  • Educación:
    • mSchools: Un programa educativo destinado a que los estudiantes de secundaria trabajen en el aula con tecnología móvil.
    • Smart Hort: Se trata de un huerto inteligente que los mismos alumnos controlan por ordenador, hecho que les permite medir la luz, temperatura y el grado de humedad de la tierra donde están las plantas y conectar el riego desde el interior del aula.
  • Medio ambiente:
    • Smart Grids: Endesa está desarrollando en Barcelona un proyecto de redes inteligentes.
    • Telegestión del riego: Sistema inteligente smart water de gestión del riego en los espacios verdes de la ciudad.
    • Vehículos de limpieza eléctricos y tomas de carga.
  • Movilidad:
    • Semáforos inteligentes: El primer dispositivo se ha diseñado a fin de facilitar el cruce de calles a las personas ciegas y reducir la contaminación acústica, que puede molestar a los vecinos. Se trata de un pequeño mando que, cuando se acciona al llegar al semáforo, hace que este se active en versión audio, de modo que emite un sonido en el momento en que se pone verde que se mantiene solo durante unos minutos, los necesarios para que la persona cruce la calle.
    • ApparkB: Una aplicación que facilita a los conductores pagar el Área Verde y la Zona Azul mediante su teléfono móvil sin tener que acercarse a los parquímetros.
    • Vanapedal: Micro-distribución de mercancías con triciclos eléctricos.
  • Investigación e innovación:
    • Sentilo: Una plataforma que permite recoger, explotar y difundir la información generada por los sensores desplegados en una ciudad.
    • City OS: Una plataforma tecnológica de servicios y soluciones para Barcelona. Nace con el objetivo de ayudar al Ayuntamiento en la toma de decisiones en tiempo real, con el fin de satisfacer las necesidades de gobierno y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Con la capacidad de recoger y tratar datos sobre el funcionamiento urbano de manera rápida, eficiente, eficaz y sostenible, esta plataforma está dotada para analizar y relacionar acontecimientos de manera que se puedan hacer simulaciones y prever y anticiparse a cualquier problema que pueda surgir en la ciudad (incluyendo situaciones de emergencia).
  • Comunicaciones:
    • Portal Apps4Bcn: El portal es el punto de encuentro entre personas que buscan apps para mejorar sus experiencias en la ciudad y programadores, que comparten sus aplicaciones en el portal.
    • BCN Contactless: Una ventana de la Barcelona física a la Barcelona virtual. Se trata de un servicio que te proporciona información específica y precisa del lugar de la ciudad donde te encuentras y de lo que está pasando en ese preciso instante. Consta de centenares de puntos de acceso que están distribuidos por todo el territorio urbano (códigos NFC o QR a los cuales puedes acceder mediante tu móvil, tableta, PDA o cualquier dispositivo con conexión a internet), que te envían a una web móvil que te ofrece la información que necesitas en ese lugar y momento.
  • Infraestructuras:
    • Smartquesina: Es la nueva parada de autobús inteligente y sostenible, equipada con tecnologías avanzadas con el fin de mejorar la experiencia de los usuarios. La pantalla digital que informa del tiempo de espera para la llegada del autobús también se encuentra incluida en la infraestructura de la smartquesina. Otros beneficios que te ofrece son la conexión wifi gratuita y la posibilidad de cargar tu móvil a través de cualquiera de sus puertos USB que se encuentran integrados al lado de la pantalla.
    • Barcelona WiFi: El servicio ofrecido por el Ayuntamiento de Barcelona, que permite que te conectes a internet desde gran parte de la vía pública. Los puntos de acceso están ubicados en el interior de 193 equipamientos municipales y en 276 puntos en la calle, sumando un total de 461 puntos.
    • Servicio de información de obras: Mapa con las zonas en obras de la ciudad.
  • Turismo:
    • Sistema de Integración Geográfica (GIS): Herramienta de geolocalización de lugares de interés.
  • Colaboración ciudadana:
    • Mapa Barcelona + Sostenible: Es un mapa virtual interactivo, además de una red social, que quiere dar a conocer las iniciativas y lugares de interés con valor ambiental y social de la ciudad. Una herramienta participativa que pretende recoger las iniciativas, recursos y experiencias que puedan interesar a la ciudadanía.
    • Bustia Ciutadana: La aplicación para transmitir incidencias en tiempo real. A fin de que los ciudadanos puedan transmitir quejas, incidencias y sugerencias, el Consistorio dispone de diversos canales (oficinas de atención ciudadana, teléfono 010, teléfono de civismo, web del Ayuntamiento, etcétera) con voluntad de seguir ofreciendo el mejor servicio.

Otro de los proyectos interesantes de smart cities se lleva a cabo en A Coruña. En mi opinión, es además la que mejor expone esas experiencias. Sus iniciativas se encauzan a través del Coruña Smart City. Las experiencias son:

  • Agua:
    • Telegestión de contadores de agua y gas
    • Telegestión de redes de abastecimiento y saneamiento
    • Riego inteligente: A través de la captación del ruido en las tuberías, permitirá identificar la existencia de fugas o funcionamientos irregulares de la red de distribución. Permitirá tener un control permanente sobre la red y se podrán detectar de forma precoz las fugas.
    • Análisis de la calidad del agua: Mediante la instalación de dispositivos y sensores capaces de medir las características físicas y químicas del agua. Este sistema ayudará a garantizar que el agua potable que llega a los ciudadanos sea de excelente calidad.
  • Energía:
    • Eficiencia energética en edificios públicos: Implementar un software inteligente que permita recopilar datos de consumo en los edificios públicos, para que los gestores de los edificios puedan tomar las decisiones adecuadas de manera que se pueda reducir al mínimo los consumos, tanto de energía eléctrica como de gas y agua.
    • Mejora energética de la ETAP de A Telva: Aparatos de medición y sensores que capten la información necesaria para mejorar y automatizar la gestión de la estación.
  • Medio ambiente:
    • Control de calidad del aire y del ruido: Instalación de unos sensores capaces de medir las condiciones del aire y los niveles de ruido en puntos estratégicos de la ciudad. Actualmente en A Coruña ya se monitoriza la calidad del aire y los niveles de ruido, pero no en tiempo real. Con este nuevo sistema inteligente se podrán obtener la información sobre la calidad del aire y los niveles de ruido en cada momento.
  • Movilidad:
    • Localización transporte urbano.
  • Ocio y turismo:
    • Visitas guiadas con realidad aumentada: Se trata de una aplicación orientada a su uso en dispositivos móviles que favorece el conocimiento y promoción de la ciudad a través de visitas guiadas, rutas o itinerarios con tecnología basada en GPS y realidad aumentada.
    • Información sobre la oferta cultural y eventos: Mediante una aplicación (app), orientada a su uso en dispositivos móviles, capaz de recoger la oferta cultural y eventos de la ciudad y ponerla a disposición de los ciudadanos y visitantes de una forma ágil, sencilla e interactiva.
    • Comercio: A través de una aplicación los usuarios estarán siempre informados sobre las mejores ofertas y promociones de los comercios de su interés.
  • Geolocalización:
    • Mapa de situación de estaciones de bicicletas.
    • Mapa de situación de farmacias de guardia.

Hermes: Big Data & Smart Grids

Las Smart Grids suponen una revolución sin precedentes en el mundo de la generación, transporte y distribución de energía a través de redes eléctricas. El término red inteligente está asociado con el concepto de medidores/contadores de nueva generación

spring-sunset-96354_640

La UE ha establecido una Directiva Europea 2009/72/EC en la que recomienda a sus países miembros que en 2020 más del 80 % de los contadores y redes eléctricas sean inteligentes. Algo que, para empezar, eliminará fraudes o problemas en las lecturas estimadas.

Nimbeo ha desarrollado Hermes, una herramienta para la gestión de Smart Grids, redes eléctricas inteligentes, que estudia el comportamiento de las distribuidoras eléctricas, avisa de potenciales fraudes e incidencias (por ejemplo, que alguien esté robando electricidad en algún punto o que se haya producido un fallo) y monitoriza la seguridad de la red.

Hermes permite realizar tres funciones fundamentales basadas en la gestión avanzada de Smart Grids:

Control de contadores
Permite la gestión y monitorización de los contadores y concentradores de la red. Ofrece un panel de control con un sistema de incidencias geolocalizadas y datos sobre los siguientes parámetros: Pérdidas técnicas, estado y topología de la red, flujos de potencia, alertas, notificaciones y métricas.

Predicción y estimación
Hermes emplea algoritmos de inteligencia artificial como redes neuronales o perceptrones que permiten el análisis predictivo del comportamiento de la red en tiempo real y realizar cálculos que optimizan la información tanto del usuario como de los diferentes agentes de la red.

Esta funcionalidad ayudaría, por ejemplo, a calcular qué cantidad de potencia debería generarse tras un apagón para evitar derrochar energía; o que un usuario pueda saber el gasto eléctrico con un año de antelación.

Seguridad
Otras de las funciones de esta herramienta se centra en el control eficaz de acceso y el tráfico de la Smart Grid logrando tres objetivos:

– Detección de Fraude.
– Encriptación y cifrado de las comunicaciones.
– Protección del Power Hub (centro de control) y de los Smart Meters (contadores inteligentes).

Nimbeo lidera el consorcio Enerloud

El proyecto europeo de I+D tiene como objetivo la optimización del consumo de energía para empresas e instituciones

b_2584_83368306_CVE-20120614-Hungary-1034Enerloud es el nombre del consorcio internacional para desarrollar un proyecto de I+D que elaborará un sistema para la gestión y el análisis de redes eléctricas y contadores inteligentes, utilizando tecnología Big Data y técnicas de computación en la nube (Cloud Computing).

Miguel Lagares, CEO de Nimbeo, destaca el desarrollo y la optimización de redes eléctricas inteligentes (Smart Grids) en Noruega y valora el protagonismo de la firma en Enerloud gracias a su experiencia en tecnologías de tratamiento de grandes volúmenes de datos (Big Data) o la gestión de contadores inteligentes (Smart Meters), como bien muestra su aplicación en otros proyectos de Nimbeo, como CoolReport o Hermes.

projekt_0711_00_2Nimbeo aporta su experiencia en tecnologías Smart Big Data y Cloud Computing

El proyecto plantea la recogida de datos de los medidores digitales que miden el consumo de energía de forma precisa. Esos datos se almacenan y procesan mediante Big Data con técnicas de computación. Con ello se pretende crear un protocolo estándar que permita gestionar y analizar esa información para ofrecer servicios a los diferentes usuarios clasificándolos en perfiles que les permitan obtener informes sobre sus consumos de energía en tiempo real.

Los objetivos específicos de Enerloud se clasifican así:

  1. Identificar e implementar los medidores inteligentes y sus sensores.
  2. Implementar métodos y herramientas para la integración y almacenamiento de datos de múltiples fuentes utilizando tecnologías BigData.
  3. Implementar métodos de análisis avanzados basados en técnicas de minería de datos.
  4. Diseñar servicios para los perfiles de usuario. Algunos ejemplos de estos servicios son:
  • Consumidores de energía, mantenedores y propietarios: Instituciones, industria u hogares.
  • Consultoría energética: analizan diferentes escenarios de rehabilitación.
  • Distribuidoras, mantenedoras de red y comercializadoras.
  1. Implementar servicios basados en Cloud Computing.
  2. Implementar las técnicas de redes inteligentes que favorezcan la gestión eficiente de la energía consumida.
  3. Desarrollar la plataforma de servicios que facilite el acceso a los clientes.
  4. Explotación de los servicios por parte de los usuarios finales.

enercloud 1El objetivo final de Enerloud, un programa enmarcado dentro de la estrategia Horizonte 2020, es la optimización del consumo de energía.

Además de Nimbeo, el consorcio está formado por otra empresa española, Dantia, y las noruegas, Movation y eSmartSystems, además de la colaboración como centro de investigación de la Universidad Carlos III de Madrid.

eeaEnerloud es uno de los proyectos operados y cofinanciado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), dependiente del Ministerio de Economía y Competencia; está apoyado por las ayudas del Espacio Económico Europeo (EEA-Grants); y cuenta con la participación de Innovation Norway, una organización que fomenta el desarrollo industrial en el país nórdico.

Nimbeo participa en Enersi, un proyecto de eficiencia energética

Está incluido en el Plan Estratégico Nacional de I+D y se basa en el análisis de datos energéticos para comprender cómo y en qué se utiliza la energía

Eficiencia enegértica

El consorcio promovido por las Universidades Carlos III de Madrid y Ramón Llull de Barcelona, la consultora IN y Nimbeo llevará a cabo el proyecto Enersi, una plataforma de servicios energéticos basados en la integración y análisis de datos de múltiples fuentes.

Enersi se basa en el análisis de datos energéticos para comprender:

1.- Cómo y en qué se utiliza la energía

2.- Cuál es su coste

3.- Analizar el funcionamiento de los equipamientos e instalaciones en edificios y entornos urbanos

4.- Mejorar su uso y mantenimiento

5.- Aumentar la eficiencia energética en edificios y ciudades

Aunque hay cada vez más datos energéticos disponibles, no existen aún instrumentos para integrarlos. Hacerlo supone comprender el funcionamiento de los sistemas energéticos.

El propósito de Enersi es crear una plataforma de servicios energéticos avanzados basados en datos energéticos facilitados por las empresas y organizaciones que han dado su apoyo al proyecto, así como los datos abiertos siguiendo la filosofía del Linked Data. Para el análisis se utilizarán técnicas avanzadas de minería de datos que permitan a los usuarios comprender la información y extraer de ella los conocimientos que necesitan en sus ámbitos de actuación.

logo-mineco

El proyecto ha sido financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad, incluido en su programa Retos de Colaboración perteneciente al Plan Estratégico Nacional de I+D.