El Gobierno destinará más de 97 millones a proyectos de I+D+i relacionados con la industria conectada 4.0

El Gobierno ha aprobado un programa de apoyo financiero a proyectos de I+D+i el ámbito de la industria conectada 4.0, por el cual se destinarán mas de 97 millones de euros en 2016 a proyectos de digitalización de empresas industriales y a proyectos de innovación de procesos y productos de pequeñas y medianas empresas (pymes)innovation

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, ha detallado que estas ayudas sirven para financiar proyectos de investigación industrial, proyectos de desarrollo experimental y proyectos de innovación en materia de organización y procesos para pymes.

Las ayudas aprobadas tendrán la fórmula de préstamos reembolsables a un interés del 0 %, con un presupuesto mínimo de actuaciones financiables de 150.000 euros y un importe máximo del préstamo equivalente al 8 % del proyecto.

Saénz de Santamaría ha remarcado que la denominada “cuarta revolución” supone para el sector una serie de retos fruto de la digitalización que se manifiesta tanto en las distintas fases del proceso de productivo, como en el tipo de producto industrial o la evolución del modelo de negocio.

“Va a ser un cambio radical y una oportunidad de transformación y evolución que debemos aprovechar para garantizar la modernización de nuestro tejido productivo”, ha afirmado la vicepresidenta, quien ha subrayado que la digitalización ofrece a la industria española “una gran oportunidad de transformación”.

En esta línea, también ha resaltado que la digitalización “supone una garantía de crecimiento, empleo y competitividad”, como constata un reciente informe de la Unión Europea, que cifra en más de 110.000 millones de euros los beneficios que tendrá la digitalización de productos y servicios los próximos cinco años para la industria.

La digitalización tendrá un impacto de 120.000 millones sobre el valor añadido bruto en 2025 en España

La transformación digital tendrá un impacto de más de 120.000 millones de euros sobre el valor añadido bruto de los sectores económicos más relevantes en España, como telecomunicaciones e Internet, turismo, servicios financieros, transporte, infraestructuras, farmacia, salud, energía e industria, en el año 2015

digitalizacion-de-documentos

Esta es una de las principales conclusiones del ‘Primer Estudio sobre la Digitalización de la Actividad Económica en España 4.0’, elaborado por la consultora Roland Berger. El informe pronostica una tremenda revolución cuando se conecten más de 55.000 millones de nuevos dispositivos a la red con más de 1.000 millones de personas, momento en el que la economía cambiará tremendamente, así como la forma en la que haremos las cosas y los propios modelos de negocio.

La crisis ha dañado el proceso de digitalización de las empresas españolas, de hecho, la economía española ocupa el puesto número 15 en el mundo por volumen de PIB, pero se sitúa en el 45 en desarrollo de la digitalización.

El estudio, que recoge la opinión de más de 100 directivos, muestra que sólo una de cada tres empresas españolas está ya preparada para afrontar la transformación digital hacia la España 4.0, a pesar de que entre un 80 % y un 90 % de las empresas reconoce que el cambio digital va a ser grande y tendrán que ser capaces de impulsar en digitalización y convertirse.

Más del 80 % creen que podrán incrementar sus ventas y crear productos que rompan barreras geográficas y de conocimiento del cliente, siendo capaces de producir más y mejores productos, para lo que nueve de cada diez reconocen que hay que cambiar los procesos digitales. Sin embargo, sólo el 33 % de las empresas españolas cuenta con una estrategia digital y, de estas, solo el 60 % lo ha comunicado de forma clara a sus empleados, al tiempo que solo un 28 % tiene un líder que dirige digitalmente la compañía.

El análisis revela que las empresas españolas dominan los usos digitales básicos, pero no los más avanzados. La diferencia o ‘gap’ de penetración digital supera el 75 % en sectores como salud o transporte, seguido de energía, con un 51%, lo que refleja que existe un importante margen de crecimiento y una manifiesta falta de aprovechamiento de las oportunidades de la digitalización. Los resultados muestran que sólo un 38 % de las empresas cuenta con una estrategia digital formalizada y un 26 % todavía no tienen un responsable de área digital.

Esta falta de apuesta por el desarrollo digital es especialmente manifiesta en la formación a los empleados, ya que el 20 % no realiza ningún tipo de formación digital y, del 62 % de las empresas que sí lo han ofrecido, sólo se han beneficiado de ella el 60% de los trabajadores.

Por sectores, aquellos más pegados al consumidor, como telecomunicaciones (91 %), turismo (83 %) o banca (65 %), tienen una estrategia digital más clara, mientras que en los más alejados al cliente, como industria o telecomunicaciones, solo un 10 % y un 15% de sus directivos, respectivamente, consideran que existe una estrategia digital formalizada en sus compañías.

Telefónica, Orange, Atos y Engineering juntos por un internet abierto

Telefónica, Orange, Atos y Engineering han anunciado la creación de la Fundación Fiware, una muestra del esfuerzo del sector por promover tendencias que fomenten las plataformas abiertas de servicios y que refleja el compromiso de las empresas europeas de aportar más servicios innovadores de Internet a ciudadanos, empresas y sector público

smart-cities-security-challenge-showcase_image-6-a-7968

Las cuatro compañías se han reunido este martes en el marco del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona con el comisario de Sociedad y Economía Digitales, Günther H. Oettinger, quien ha mostrado su respaldo a esta iniciativa y ha invitado a otras empresas a sumarse a ella para impulsar la digitalización en el continente.

La Comisión Europea ha dado la bienvenida a la Fundación Fiware como socio en su esfuerzo por hacer que el mercado único digital europeo sea una realidad y por apoyar la innovación y el emprendimiento en la Unión Europea. En su opinión, esta fundación garantizará la disponibilidad a la largo plazo de la plataforma del mismo nombre, que intenta proveer una arquitectura totalmente abierta, pública y libre de internet. La fundación se comprometerá con la comunidad de desarrolladores de fuentes abiertas y garantizará que la plataforma se mantenga a la cabeza de las tendencias tecnológicas.

Con su trabajo, la fundación se enfocará inicialmente en tres importantes campos para Europa: hacer más digital el sector manufacturero, promover la ciudades inteligentes y gestionar mejor la forma en la que se cultiva, se procesa, se transporta y se consumen los alimentos en Europa.

Fiware es un conjunto “rico y versátil” de componentes de software estandarizados que se pueden utilizar como base para la creación de servicios de Internet avanzados y aplicaciones de forma más rápida y a un menor coste.  Esta plataforma es uno de los resultados de Asociación Público-Privada de la UE sobre internet del futuro y, aunque nació en Europa, está siendo adoptada en todo el mundo. Hoy en día es una “vibrante comunidad” de más de 5.000 personas de la industria, de pymes y de ‘startups’.