Cómo el Big Data está cambiando el deporte

El uso del tratamiento de grandes volúmenes de datos (Big Data) puede aplicarse al ámbito deportivo para realizar estudios de rendimiento o controlar el desarrollo individual

Beisbol

El uso de la tecnología Big Data en industrias y sectores económicos como las finanzas, la salud y el comercial está ganando popularidad. Pero uno de los ámbitos en los que no habíamos prestado atención y donde este tipo de tecnología empieza a movilizar un desarrollo más intenso es el deporte.

Algunos clubes deportivos de las competiciones más relevantes a nivel mundial han empezado a contar en su estructura con departamentos de análisis de información y dato. En concreto, el 97 % de los equipos de la Major League Baseball o MLB (la competición de béisbol profesional en Estados Unidos que aúna la Liga Nacional y la Liga Americana) y el 80 % de los equipos de baloncesto de la NBA emplean análisis profesional de grandes volúmenes de datos.

Uno de los máximos exponentes en la aplicacion de esta tecnología en el baloncesto profesional norteamericano es Daryl Morey, gerente general de Houston Rockets. Morey ha fundado la MIT Sloan Sports Analytics Conference, una serie de conferencias anuales que pretende ser un foro de discusión y promoción de la creciente importancia de la analítica en la industria del deporte. En la NBA, el Big Data ha proporcionado una mejora en la medición del rendimiento del jugador o de, por ejemplo, la eficiencia defensiva del equipo.

Tecnología de seguimiento

El aumento de la capacidad tecnológica está generando grandes avances en la investigación de los programas de seguimiento a los deportistas. En todos los estadios de la NBA existe un sistema de seguimiento que entrega a los equipos técnicos una serie de estadísticas sobre los seguidores. Con la ayuda de seis cámaras de detección de movimiento, los managers pueden obtener un conjunto definido de datos para realizar un control exhaustivo de los jugadores y ejecutar el plan de juego.

Además, los dispositivos portátiles contribuyen a mejorar la biomecánica en el deporte y la aptitud personal. La tecnología está ayudando a determinar el estrés físico de los jugadores. Los datos pueden obtenerse en tiempo real y los equipos médicos pueden controlar cómo los entrenamientos o los partidos pueden afectar a la salud y predecir lesiones.

El tamaño de los datos

Los grandes datos incluyen diferentes tamaños

Data sizesUn bit es un dígito del sistema de numeración binario, un sistema en el que los números se representan utilizando solamente las cifras cero y uno (0 y 1). Es uno de los que se utiliza en las computadoras, debido a que trabajan internamente con dos niveles de voltaje, por lo cual su sistema de numeración natural es el sistema binario (encendido 1, apagado 0). El bit es la unidad mínima de información empleada en informática, en cualquier dispositivo digital, o en la teoría de la información. El byte es una unidad de información utilizada como un múltiplo del bit, generalmente equivale a 8 bits.

A partir de aquí podemos establecer las posibilidades de equivalencia para comparar el tamaño de la información con objetos reales, o asimilables.

Vemos en la imagen, sacada de un infografía de Adeptia, la equivalencia de cada valor y su representación. Así, se entiende que un bit correspondería a un octavo de letra, mientras que el byte significa de una letra completa. Los siguientes múltiplos dan cuenta del tamaño de la información:

Un megabyte (MB) equivaldría en información al tamaño de un libro, por ejemplo una novela. Dependiendo de los métodos de compresión de datos y el formato de archivo, un megabyte de información más o menos puede ser una imagen de mapa de bits sin comprimir de 1000 × 1000 píxeles con 256 colores (profundidad de color de 8 bits por píxel); un minuto y cuatro segundos de música en formato mp3, comprimido a 128 kbit/s; o seis segundos de audio de CD sin comprimir. Un CD puede almacenar aproximadamente 700 MB, que equivalen a 80 minutos de música sin comprimir.

Un gigabyte (GB) podría representarse visualmente con el tamaño de 1.600 libros. El término giga proviene del griego γίγας /guígas/ que significa gigante. Un terabyte es la cantidad de información equivalente a un billón de bytes. Podemos representarlo con el tamaño de 1.600.000 libros. Adoptado en 1960, el prefijo tera viene del griego τέρας, que significa monstruo o bestia.

Un petabyte es una unidad de almacenamiento de información cuyo símbolo es PB, y equivale a 10 elevado a 15 bytes, es decir, 1.000.000.000.000.000 de bytes. Algunos ejemplos para ilustrar tal cantidad de información, aparte de la incluida en 160 millones de libros, serían: grabar a un persona durante 100 años en alta definición, multiplicar por 27 el tráfico de un mes cualquiera en Youtube, o los datos que maneja Google cada hora.

Por último, el exabyte vendría a representar 1.600 billones de libros en información. El tamaño de internet (entendido como almacenamiento digital global) se estima en cerca de 500 exabytes. Diariamente se producen 2,5 quintillones de datos a nivel mundial, así que la siguiente pregunta es ¿cómo y dónde se almacenan esos datos?

El Big Data salva vidas

Telemedicina

Existen algunas voces, quizá con cierto sesgo tendencioso, que alertan sobre los peligros del Big Data. Nosotros apostamos por la opinión de Marco Lübbecke, en este otro artículo de opinión en CNN.com.

Hablar de Big Data no es solamente hablar de la acumulación de grandes cantidades de información. Se  trata de tener en cuenta grandes volúmenes de datos interconectados que poseen tanto valor que, gestionándolos de manera precisa y correcta, ayudan, por ejemplo, a los médicos en la comprensión de factores determinantes en el cuidado de la salud.

En 2001, el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, empezó el análisis de grandes volúmenes de datos sobre casos de polio entodo el mundo. La disyuntiva discernía entre invertir 100 millones de dólares para un control puntual de los brotes, o apostar por una fórmula que erradicara por completo la enfermedad. Mediante el desarrollo de complejos modelos matemáticos que aprovechaban los conocimientos disponibles, los expertos consiguieron evitar más casos de polio en países emergentes. En 2014, el CCD recibió un premio después de conseguir que en un país como India, con una población de 1,27 millones de personas, durante tres años no hubiera experimentado ni un solo caso de poliomielitis.

Uno de los proyectos de Nimbeo es CoolReport. En uno de sus escenarios de aplicación posibles, la herramienta de gestión y análisis puede reportar datos clínicos o amenazas potenciales para la salud del paciente. Los algoritmos conceden una serie de datos de sencilla interpretación para los profesionales médicos. De este modo, los investigadores médicos pueden utilizar resultados de otros casos y hallar patrones que den viabilidad a tratamientos más efectivos. Por último, pueden descubrir pandemias que, de otra manera, pasarían totalmente inadvertidas.

Big Data: 4,4 millones de empleo en 2015

Según un estudio, en los últimos 10 años se ha creado más información que en toda la historia de la humanidad. Esta realidad hace que los datos sean la nueva moneda y que, gracias a ellos, las empresas puedan mejorar su estrategia de producto y toma de decisiones

story-big-dataEn Nimbeo siempre hemos defendido que los datos son el petróleo del siglo XXI y parece que las expectativas se superan día a día. De hecho, según un estudio de la Online Business School (OBSen los últimos diez años se ha creado más información que en toda la historia de la humanidad y que las conexiones a Internet desde dispositivos móviles llegarán a los 10.200 millones en 2018.

A partir de estas estimaciones se han descifrado algunas tendencias en la industria para este año 2015 que ya vivimos. La principal es que el Big Data generará 4,4 millones de puestos de trabajo en todo el mundo.

Además, la inversión será de 112.000 millones de euros. En concreto, las pymes de todo el mundo invertirán en Cloud Computing más de 67.000 millones de euros. Más cerca, en Europa, el PIB de la UE crecerá un 1,9 % adicional de aquí a 2020 gracias al Big Data.

El tráfico de datos generado por smartphones crecerá un 63 % los próximos cuatro años y la tecnología M2M (Machine-to-Machine) generará un aumento de los datos del 113 %, por lo que ahora más que nunca el valor de los datos es incalculable

El uso del análisis de grandes volúmenes de datos en las empresas está creciendo exponencialmente ya que permite no solo conocer a los usuarios y ofrecerles exactamente lo que demandan, sino también crear modelos predictivos que les ayuden a prevenir situaciones negativas. La clave será disponer de una llave mágica que extraiga, gestione, analice e interprete ese petróleo que supone la riqueza de datos. Para ello, Nimbeo ha desarrollado CoolReport.

Las mayores inversiones en soluciones de Big Data se harán en Comercio, Manufacturación, Salud, Información y Comunicaciones, Banca y Finanzas, Seguros y Administración Pública. Precisamente en esa amplia gama de escenarios trabaja una herramienta tan versátil como CoolReport.