Las empresas priorizan la seguridad de datos y la nube en sus inversiones

Más de la mitad de las empresas europeas colocan la seguridad de los datos (54 %) y las soluciones cloud (52 %) como las áreas de inversión prioritarias por parte de los departamentos de Tecnologías de la Información (TI) para 2016, según un estudio elaborado por Toshiba en colaboración con la consultora ICM

Según el informe, realizado entre más de 400 directivos senior de TI con decisión de compra de grandes corporaciones y medianas empresas de Europa, estas prioridades de inversión están relacionadas con la proliferación del número y tipos de dispositivos y aplicaciones IoT (Internet de la Cosas) que usan los profesionales.

En este contexto, el 62 % de los empleados de toda Europa utilizan actualmente sus dispositivos personales, en particular smartphones (42 %) y tabletas (31 %), para conectarse a los datos de la empresa, lo que genera mayor complejidad en la gestión de las infraestructuras TI y mayores riesgos para la seguridad.

En concreto, un 40 % de los encuestados considera que su mayor reto es la gestión de las actualizaciones de software de tantos tipos de dispositivos, mientras que la variedad de amenazas provoca que el 60 % de las empresas revisen su estrategia de seguridad TI al menos una vez al año. Asimismo, el 41 % de los directivos consultados revelan que los miembros del departamento de TI son los empleados que más usan programas y aplicaciones no autorizadas y rompen las reglas de seguridad en la gestión TI.

Frente a esta preocupación por la seguridad, los responsables de los sistemas de tecnologías de la información (TI) europeos demuestran “gran interés” por mejorar su parque de dispositivos con equipos profesionales, así como sus usos y aplicaciones.

Así, el 52 % de los directivos invertirá este año en aplicaciones cloud, ya que permiten una gestión más sencilla de los datos, los documentos y las aplicaciones; su uso y pago bajo demanda; y la reducción o aumento de los recursos informáticos necesarios, en función del crecimiento del negocio. Además, el 41 % señala que otro de sus principales objetivos es aumentar la duración de la batería de los equipos móviles empleados.

A partir de estos resultados, Toshiba ha elaborado la guía ‘Make IT Work’ para ayudar a directivos y cualquier responsable de TI a hacer frente a los principales retos que se les presentan actualmente en cuatro ámbitos básicos: gestión, seguridad, fiabilidad y conectividad.

El 75 % de las empresas cree que el IoT generará más negocio

El 70 % de los directivos se han mostrado convencidos de la capacidad del Internet de las Cosas (IoT) de generar nuevas oportunidades de negocio y mejorar la eficiencia de sus empresas, según recoge el informe ‘IoT 2020 Business Report’ elaborado por Schneider Electric

Internet of Things

El estudio, que analiza el impacto de las tecnologías de Internet of Things a corto y medio plazo y en el que han participado más de 2.500 directivos de 12 países, señala que casi la mitad de los encuestados han afirmado que la no adopción de la tecnología IoT en sus operaciones les haría perder ventaja competitiva respecto a sus competidores. “Atrás quedan los días en que nos preguntábamos si el IoT sería capaz de generar valor. Lo que las empresas solicitan ahora es información concreta de cómo implementar estas tecnologías en sus organizaciones y poder contar con la información necesaria para tomar sus decisiones”, ha señalado, el director de tecnologías de Schneider Electric, Prith Banerjee.

La encuesta también indica que el 63 % de las organizaciones utilizarán el IoT para analizar el comportamiento del consumidor y mejorar su experiencia en 2016 y destacan entre los posibles beneficios la disminución del tiempo de resolución de incidencias y las mejoras en la satisfacción de sus clientes. Asimismo, el 42 % de los encuestados planean implementar IoT y sistemas de automatización de edificios en los próximos dos años, ya que, según destaca Schneider Electric, a día de hoy la automatización de industrias y edificios supone el mayor potencial de ahorro de costes, con un 62 y 63 % respectivamente.

Por otro lado, dos de cada tres organizaciones implementarán durante 2016 soluciones IoT vía aplicaciones móviles. De hecho, un tercio de los encuestados afirma que va a empezar a hacerlo en los próximos seis meses y destacan el potencial de ahorro de los costos como una de las principales razones para hacerlo.

El informe también refleja que el 81 % de los encuestados afirmó que los datos e información que se están recopilando a través de la implantación de tecnologías IoT se están compartiendo de manera eficiente en su organización, así como que un 41 % de los participantes consideraba que las posibles amenazas en ciberseguridad como un reto crítico para sus empresas.

En opinión de Schneider Electric, el IoT activará la nueva oleada de transformación digital en las empresas, unificando los mundos del OT e IT, y alimentando una fuerza de trabajo móvil y digital. “A medida que más empresas expanden y profundizan en sus programas de digitalización, el IoT ocupa un lugar cada vez más central”, afirma. Asimismo, remarca que el IoT funcionará como una fuente de innovación e impulsará “modelos de negocio disruptivos y el crecimiento económico para empresas, gobiernos y economías emergentes”. “Así como la Revolución Industrial, el nacimiento de Internet y la revolución móvil impulsaron el progreso, la innovación y la prosperidad, lo mismo hará el IoT”, asevera.

El Big Data en el tenis

El Big Data avanza en el tenis profesional y ahora los jugadores y técnicos disponen de información detallada de sus características y las de sus rivales en todo tipo de partidos, torneos y superficies

Tenis Big DataPara el tenis, tener acceso a información en tiempo real del desempeño de un jugador mientras se disputan los partidos, y poder cambiar sobre la marcha la estrategia, supone una transformación. Con estos mecanismos de control, los tenistas pueden conocer con exactitud datos estadísticos, así como la dirección de su servicio, colocación en la pista o punto de contacto con la bola, entre otros.

En la actualidad, se utiliza cámaras de vídeo que analizan determinados logaritmos para mostrar el conocido ‘ojo de halcón’, una de las novedades tecnológicas del tenis en los últimos años.

Big Data TenisPero a partir de estos sistemas, las firmas tecnológicas ya trabajan, introduciéndolo en el circuito femenino, en aplicar, por ejemplo, sensores en las raquetas, la ropa o en las pulseras. Todo ello, para profundizar en el conocimiento del estado físico del deportista.

Actualmente, una treintena de entrenadoras utilizan esta tecnología de sensores. Cada quince segundos los dispositivos con acceso a esta red reciben información actualizada. También recopila datos históricos que se pueden filtrar para obtener información de un único partido, un torneo, toda una temporada o por tipo de superficie.

Una de las últimas novedades introducidas en esta plataforma es la trayectoria de la pelota, lo que permite a entrenadores y jugadoras modificar su posición en la pista y las transiciones entre los diferentes golpes.

Internet de las Cosas, impacto positivo de un billón de euros en diez años

El informe de la consultora refleja que cada euro dedicado a soluciones de Internet de las Cosas podría producir hasta doce euros en ganancias de productividad, poder adquisitivo y ahorro de tiempo

the-internet-of-things

El Internet de las Cosas (IoT) podría tener un impacto positivo en el Producto Interior Bruto de la Unión Europea de casi un billón de euros en los próximos diez años, lo que equivale a un 7 % del PIB de los Veintiocho, según la tercera edición anual del estudio de A.T. Kearney del sector de alta tecnología europeo

En concreto, apunta que del potencial de creación de valor de 940.000 millones que tiene IoT para los próximos diez años, 430.000 millones corresponden a ganancias de productividad, 300.000 millones al aumento del poder adquisitivo de los consumidores y 210.000 millones al tiempo individual disponible. En este sentido, resalta que aprovechar el tipo de oportunidades que ofrece el IoT requiere la conexión de más de 25.000 millones de objetos sólo en la UE28, lo que representaría una oportunidad anual de 80.000 millones de euros para seis categorías de proveedores de soluciones IoT.

Así, 22.000 millones procederían de integración de sistemas, 18.000 millones de agregación de servicios y plataformas, 15.000 millones de servicios de nube, analíticos, automatización, seguridad, 15.000 millones de acceso a redes de conectividad, 10.000 millones de componentes y módulos y 1.000 millones de programas y software de sistemas y gestión.

A.T. Kearney remarca que Europa es líder de productividad e innovación en diferentes sectores y cuenta con un marco de regulación adaptable para apoyar al IoT y a unos ciudadanos acostumbrados a manejarse en el mundo digital.

Los candidatos potenciales para formar el núcleo de un ecosistema IoT vital en el futuro son los operadores de telecomunicaciones, los proveedores de atención sanitaria, servicios básicos de energía y agua (utilities), automoción, transporte, instituciones financieras, seguridad privada y maquinaria industrial.

Sin embargo, Europa puede implicarse más en la estandarización para tener un impacto en el gobierno del IoT. Así, añade que pese a los relativos avances de algunos consorcios privados en el desarrollo de estándares, la UE debe crear los suyos propios, especialmente en las áreas de fabricación, redes inteligentes, atención sanitaria y privacidad de los datos.

Por una Europa más cibersegura

Representantes del grupo de Líderes de la Industria Europea de Ciberseguridad (ECIL, por sus siglas en inglés) han presentado a la Comisión Europea un informe en el que aúnan sus recomendaciones para “construir una Europa más cibersegura y alentar la emergencia de un liderazgo europeo en ciberseguridad”

fingerprint-979598_960_720

Durante el Foro Internacional de Ciberseguridad celebrado en Lille (Francia) entre el 25 y el 26 de enero, los miembros del ECIL –representados por Marc Darmon, vicepresidente ejecutivo de Thales; Thomas Kremer, miembro del consejo para la privacidad de los datos de Deutsche Telekom; y Philippe Vannier, vicepresidente ejecutivo para Big Data y seguridad de Atos– se reunieron con el comisario europeo de Economía y Sociedad Digital, Günter Oettinger, para explicarle su plan de acción.

Según ha informado la empresa Thales, entre las recomendaciones del ECIL destaca el establecimiento de un proceso de certificación voluntaria a nivel europeo basado en criterios comunes acordados por los Estados miembros, ya que la legislación, la normalización y el etiquetado son “pilares fundamentales” para el desarrollo de la ciberseguridad.

WorldEl grupo de expertos también sugiere la “promoción de un enfoque diseñado para la seguridad que conciba el desarrollo y producción de productos, software y soluciones más resistentes, al tiempo que recuerda que “la confidencialidad de los datos es vital en ciberseguridad”, ya que “a protección del perímetro ya no es suficiente, sino que debe estar complementado con soluciones de cifrado de datos críticos, ya sea en terminales, en servidores o en la nube.

Asimismo, considera que deben crearse las condiciones claras y necesarias para una ciberseguridad y privacidad “a escala internacional”. “Todos los operadores comparten la responsabilidad e interés en crear unos principios comunes para los Estados miembros. Además, una regulación europea permitiría compartir en tiempo real los datos de ciberataques, incluyendo datos personales como las IPs entre instituciones privadas y públicas”, explica.

Para compartir toda esta información, el ECIL también propone la creación de centros de información y análisis en diferentes sectores con el objetivo de “animar y facilitar la seguridad en el intercambio de información entre Estados miembros y sectores críticos industriales para crear un ciberespacio europeo para las empresas y ciudadanos”.

Aprobada la primera norma internacional sobre Big Data

Los miembros de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) han aprobado la primera norma internacional de la organización sobre los grandes volúmenes de datos

Gunnar Knechtel Photography

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) ha aprobado la primera norma internacional de la organización sobre los grandes volúmenes de datos (Big Data), en la que se detallan los requisitos, las capacidades y casos de utilización del Big Data basados en la nube, así como una visión de “contexto de sistema” de alto nivel y sus relaciones con otras entidades. Según destaca la UIT en un comunicado, el paradigma del Big Data ofrece una solución “efectiva y flexible” para tratar con volúmenes crecientes de datos y descubrir modelos u otras informaciones que permitan que los datos sean “manejables y aprovechables”.

“Los avances en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) están permitiendo generar, transmitir y almacenar grandes masas de datos, y este crecimiento enorme está acelerando su ritmo. Los conjuntos de datos se han hecho tan grandes y complejos, y se generan tan rápido, que los enfoques tradicionales del procesamiento de datos demuestran ser inadecuados”, afirma.

En este contexto, apunta que llevar a cabo un análisis eficiente de los datos dentro de los plazos requeridos supone un “importante desafío”, al que la industria responderá utilizando tecnologías en el campo de los Big Data.

El secretario general de la UIT, Houlin Zhao, subrayó que las nuevas fronteras de la innovación de las TIC “están al alcance de la mano gracias a los avances en la recopilación y el análisis de los datos”, que el sector acogerá “con agrado” y se asegurará de que sus beneficios puedan materializarse a escala mundial.

“En esta nueva norma de la UIT se proporcionan unos fundamentos acordados a nivel internacional para los Big Data basados en la nube. Dará coherencia al uso de la terminología que se utiliza para describir los Big Data basados en la nube y ofrecerá una base común para el desarrollo de los servicios de Big Data y las normas técnicas correspondientes”, añadió el director de la Oficina de Normalización de las Telecomunicaciones de la UIT, Chaesub Lee.

5 ejemplos de Smart Cities `Made in Spain´

Las llamadas ciudades inteligentes o smart cities ya son una realidad en España. El concepto de ciudades inteligentes obedece a un grupo de políticas de desarrollo mediante la incorporación de nuevas tecnologías de la información en diversos,  la interacción de sus habitantes con su entorno y su infraestructura

Smart Cities

Según datos del ‘Estudio SmartCities Calidad Digital de las Ciudades‘, de la Asociación de Empresas de Electrónica y la consultora de investigación e innovación digital nPeople, el 72 % de los ciudadanos considera importante el acceso online para la gestión de servicios públicos y para el 62 % de los ciudadanos falta más digitalización en los servicios municipales.

Según datos de la ONU, para el 2050 el 70 % de la población mundial vivirá en ciudades. En este escenario sociodemográfico, con claros retos políticos y medioambientales, el concepto de ciudad inteligente es el eje central de cómo afrontar el manejo de ciudades cada vez más grandes y complejas y, a su vez, optimizar los recursos disponibles para abastecer la mayor cantidad de demandas con la menor cantidad posible de estos recursos.

Fabián Torres ha descrito para Eroski Consumer una lista de ejemplos de ciudades inteligentes en nuestro país:

Madrid. Un claro ejemplo sobre digitalización de una ciudad es el Centro Integrado de Seguridad y Emergencias (CISEM), que coordina y organiza cuerpos como la Policía y ha conseguido unos tiempos de respuesta inferiores a los 8 minutos. Algo parecido ocurre con los centros de control de movilidad encargados de medir la afluencia de tráfico en tiempo real (tanto en la M-30 como dentro de la ciudad). Para ello utilizan sensores enterrados que cuentan el número de coches que pasan por las calles.

Málaga. El proyecto de digitalización de la ciudad se centra en la gestión de la energía, se ha optado por la integración de fuentes renovables en la red eléctrica, con el objetivo de aumentar la eficiencia y reducir las emisiones de dióxido de carbono. Con el despliegue de tecnologías de última generación en comunicaciones y sistemas, automatización de la red, generación distribuida e infraestructura inteligente de carga de vehículos se pretende una mejora en la gestión de la energía en las redes malagueñas.

Bilbao. Se encuentra en el Top 5 de las ciudades inteligentes de España y tiene un plan para el 2020. Como parte de la iniciativa financiada por la Unión Europea, la ciudad está cambiando por completo para reducir su impacto medioambiental, incrementar la eficiencia energética y de transportes y aumentar su atractivo turístico. La campaña de concienciación del cambio climático y el consumo de agua de la ciudad tiene como meta recortar el gasto del agua en un 8 % para el 2020.

Barcelona. Con la firme idea de convertir las TIC en elementos básicos en la ejecución de varios servicios ciudadanos como la movilidad o la administración, ha implementado telecontadores que permitirán un mayor conocimiento y optimización del consumo por parte del cliente, dichos sistemas permitirán facilitar y aumentar la capacidad de previsión y adaptación del consumo, comportando un ahorro económico al ciudadano, y, a su vez, una reducción de la emisión de gases.

Zaragoza. Cuenta con un proyecto que va desde la administración electrónica a la implantación de estructuras de telecomunicaciones o el uso de software libre. Se controlan, también, de forma inteligente, el alumbrado público o el abastecimiento de agua (lo que puede suponer un importante ahorro).

Santander. Cuenta con gran cantidad de sensores, que se ocupan de recoger información del estado de la ciudad. Esto puede ir desde el estado del tráfico hasta la meteorología o la contaminación del ambiente. Un ejemplo para ilustrar la utilidad es el de los sensores de riego, que normalmente se rigen por una programación basada en un horario.

Reforma profunda para mejorar el mercado de energías renovables

La Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa) considera que España puede alcanzar para el horizonte 2030 una cuota de renovables del 27 %, similar al objetivo medio planteado para el conjunto de la Unión Europea, aunque compatibilizar este crecimiento con la seguridad de suministro requerirá “una reforma profunda del mercado eléctrico” para atraer las inversiones necesarias en nueva capacidad

Energía

“Hay que tener en cuenta cuando se habla del incremento de renovables que a la vez esto va a requerir una capacidad de ‘backup’ que sea capaz de garantizar la seguridad de suministro, señaló el presidente de Unesa, Eduardo Montes, en la presentación del informe ‘El sector eléctrico y los objetivos de energía y clima de la CE para 2030’, elaborado por la patronal de las ‘grandes’ eléctricas con la consultora The Boston Consulting Group (BCG). Según el informe, este escenario de renovables se podrá alcanzar, aunque para ello el sector eléctrico tendrá que seguir liderando su desarrollo para generación de electricidad, “con importantes consecuencias para el sector”.

Para alcanzar este objetivo del 27 % de cuota de renovables, estas tecnologías deberían captar todo el incremento de producción eléctrica previsto hasta 2030, para lo que sería necesario aumentar en 30 gigavatios (GW) su potencia instalada. De esta manera, más de la mitad de la generación eléctrica (53 %) procedería de renovables, señala el estudio. Asimismo, el hueco térmico constituido por la producción de las centrales de ciclo combinado y de carbón se mantendrían en los mismos niveles “extremadamente” bajos de 2014. Por ello, a pesar de esto, y de la nueva capacidad renovable, sería necesario instalar 8 GW de nueva capacidad térmica disponible para garantizar en ese horizonte de 2030 la seguridad de suministro frente a puntas de demanda. En concreto, estos 8 GW adicionales de potencia firme serán necesarios como capacidad de respaldo, ya que, según el consultor de BCG, “no existe ningún exceso de capacidad instalada”.

Todo ello, según el estudio, en un contexto en el que las centrales térmicas tendrían una utilización media “extremadamente baja”, del 17 % (1.500 horas al año), y los ingresos en el mercado no cubrirían los costes de generación de estas centrales.

Financiación de los Presupuestos Generales del Estado

Así, para acometer estas inversiones será necesario que exista una retribución “extra”, ya que los ingresos de estas tecnologías en el mercado eléctrico no cubrirían sus cuotas de generación, por lo que harían falta mecanismos de apoyo y nuevas fuentes de financiación para las renovables que, “dada la situación de la factura eléctrica, podrían provenir de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para no encarecerla”, señaló Ramón Baeza, senior partner y managing director de BCG.

Por otra parte, Montes destacó que el sector eléctrico español ha sido el que más ha reducido sus emisiones en España en el periodo de 1990 a 2014 y en mayor medida que la mayoría de los principales países europeos, “gracias a una inversión de más de 80.000 millones de euros en los últimos 15 años”.

En el escenario planteado por el informe, España alcanzaría una mejora del 25 % en eficiencia energética, mientras que las emisiones de gases de efecto invernadero disminuirían en un 43 % en los sectores ETs, lideradas por un sector eléctrico que continuaría actuando como principal descarbonizador de la sociedad en España. Por su parte, los sectores no ETs reducirían sus emisiones en un 21 % y necesitarían un “decidido e inmediato” programa de medidas si se quiere definir para ellos un objetivo más ambicioso.

Asimismo, el informe considera que los objetivos de reducción de emisiones en el conjunto de los sectores productivos deberá ser “realistas y compatibles” con el desarrollo económico y con un sector eléctrico “sostenible y competitivo”.

El análisis Big Data en el Festival de Eurovisión

El análisis de los datos sobre las búsquedas relacionadas con Eurovisión vaticina la victoria de Italia. Edurne, representante española, no superaría el noveno puesto

Eurovisión

La compañía Microsoft ha realizado una análisis con tecnología Big Data para precedir el ganador el Festival de Eurovisión que celebra su 60ª edición este fin de semana en la ciudad austriaca de Viena. Mediante un cruce exhaustivo de los datos de búsqueda en Bing, la firma ha concluido que Italia ganará el certamen. Incluso ha podido destacar qué países lograrán los primeros puestos y la probabilidad de victoria. Sería la siguiente:

Italia – 18 %
Suecia – 16,1 %
Australia – 13,3 %
Rusia – 11,4 %
Albania – 11,2 %

En cuanto a la representación española, encarnada en la cantante Edurne, los datos auguran que tiene un 4,5 % de posibilidades de vencer, eso sitúa la canción `Amanecer´ en el noveno puesto de la clasificación final.

El motor de búsqueda ha cruzado lo datos de la web con el histórico de resultado de concursos de años anteriores, dando una panorámica de los patrones que pueden producirse. Bing ya ha experimentado el análisis Big Data en otros escenarios. De hecho, a principios de año predijo con acierto dieciseis de los diecinueve granadores de los premios Óscar. En el mundo del deporte, Bing acertó los resultados de quince de los dieciseis partidos de la fase eliminatoria de la Copa del Mundo Brasil 2014.

Uber y el Big Data

El éxito del negocio de la compañía se basa en el aprovechamiento de los grandes volúmenes de datos que, entre otras cosas, generan una base de datos de conductores en todo el  mundo, monitorizan el estado del tráfico y los tiempos de trayecto o permiten un sistema de calificación de conductores

Uber es compañía internacional que proporciona transporte a sus clientes mediante una conexión entre pasajeros y conductores de vehículos. El sistema se basa en una aplicación móvil que organiza los contactos  en ciudades de todo el mundo. Aparte de lo controvertido del mecanismo que ha sido puesto en tela de juicio por empresas de taxis, resulta interesante analizar la aplicación de la tecnología Big Data en este negocio.

Desde que en 2009 apareciera en San Francisco, la red Uber se ha ampliado a las ciudades más importantes de todo el mundo. El registro de los datos de usuarios pasajeros y conductores es la clave de un sistema fuertemente apoyado en la minería de datos, la gestión de la información y la tecnología GPS.

uberLa operación comienza cuando un cliente quiere ir de un lado a otro y necesita un sistema de transporte rápido y económico. A partir de una aplicación los usuarios disponen de una base de datos de conductores de cada zona. A través de GPS, partiendo de datos abiertos de geolocalización y de algoritmos propios de la compañía, se calcula el trayecto y resulta la tarifa correspondiente. Esta es una de las diferencias con los servicios de taxis habituales que cobran en función de lo que dura el servicio y no de la distancia recorrida.

La monitorización de las condiciones del tráfico en cada ciudad condiciona evidentemente el precio ya que se pueden calcular las rutas más eficaces. Esto genera una particular motivación a los conductores que están dispuestos a ponerse al volante cuando las condiciones son más rentables.

Uber también aplica un sistema de clasificación donde los usuarios pueden evaluar a los conductores, y estos puntuar a los pasajeros. De este modo, ambas partes conocen la confianza que inspira el otro y permite decidir con quién compartir el vehículo. Pero no solo se mide la confianza, la aplicación permite conocer el grado de aceptación de viajes de un determinado conductor para saber su compromiso y su disposición de cara a cualquier pasajero.

Nimbeo, CoolReport y la gestión de la información

Nimbeo dispone de una herramienta de monitorización, gestión y calificación de la información muy similar a la tecnología que utiliza Uber en su app. En este caso, CoolReport es una solución pionera basada en la gestión, la analítica y la visualización de grandes volúmenes de datos, también llamados Big Data, para permitir la gestión y el análisis avanzado en una gran variedad de entornos. CoolReport es una plataforma de referencia en iniciativas disruptivas tales como la Internet of Things (IoT), donde sensores y dispositivos se comunican entre sí o el Machine -to-Machine (M2M), una pléyade de comunicaciones entre máquinas remotas.

CoolReport de Nimbeo proporciona un entorno de trabajo donde agregar las distintas fuentes de datos, así como analíticas, visualizaciones y predicciones nuevas y personalizadas, que, como dice la consultora Gartner, convierten esos datos en el petróleo del siglo XXI.