El Gobierno eleva a 100 millones las ayudas a Smart Cities

El Gobierno ha elevado a 100 millones de euros las ayudas que concederá en la segunda convocatoria del programa de Ciudades Inteligentes, frente a los 48 millones contemplados inicialmente, dado el elevado número de proyectos presentados y la calidad de los mismos

smart citiesEn la clausura del II Encuentro de Economía Digital organizado por Ametic, el secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información en funciones, Víctor Calvo-Sotelo, ha destacado que en esta convocatoria se han recibido alrededor de 100 proyectos con un presupuesto que alcanza en total los 250 millones, razón por la cual el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha decidido destinar otros 52 millones de euros de los Presupuesto de 2016.

En este sentido, el secretario de Estado ha defendido la intensificación de esta apuesta por las Smart Cities, que busca mejorar los servicios municipales gracias al uso de las nuevas tecnologías, y ha anunciado que la convocatoria se fallará antes de que llegue el verano.

Calvo Sotelo ha incidido en que el plan del Gobierno de ciudades inteligente busca, respetando la autonomía municipal, crear soluciones interoperables y establecer estándares que permitan crear una industria española que pueda ofrecer productos y servicios que puedan ser empleados en varias ciudades e incluso exportados a otros países.

Otra de las ayudas que tiene en marcha el Gobierno es una convocatoria para que las pymes puedan acceder a servicios en la nube, “la gran herramienta” que “democratiza” las nuevas tecnologías, ya que les permitirá contar con los servicios “más avanzados” que hasta ahora sólo estaban al alcance de grandes empresas. Del 4 a 24 de mayo, las pymes que lo deseen podrán solicitar estas ayudas para los que el Gobierno ha establecido un presupuesto de 40 millones con un máximo de 15.000 euros por beneficiario.

Asimismo, ha recordado que también están disponibles otras ayudas para la extensión de la banda ancha de nueva generación, dotadas con 63 millones de euros, y otras para programas de I+D+i con una presupuesto de 80 millones de euros.

Nanotecnología, Medio Ambiente y Energía, las mejores bazas de España en I+D+i en el programa H2020

Los resultados provisionales de la participación española en I+D+i en el programa europeo Horizonte 2020 indican que las mejores bazas para el país, en cuanto a retorno de inversión, están siendo el sector de la Energía, del Clima, Medio Ambiente y Materias Primas, así como el de las Nanotecnologías, Materiales y Biotecnología. Además, destaca también la mejora de España en Innovación de Pymes

h2020

España es el segundo país en el ranking de Europa por retorno en Nanotecnologías, Materiales y Biotecnología, obteniendo hasta 145,5 millones de euros de subvención, lo que supone un retorno de un 14,4 por ciento. En este sector, además, el país lidera en Edificios energéticamente eficientes, con casi un 16 por ciento de retorno.

En cuanto a Energía, España ha recibido un total de 141 millones de euros (un 13,9 por ciento de retorno) lo que también le sitúa en el segundo puesto de entre los países líderes de Europa. Sí ocupa el primer puesto en cuanto a ciudades y comunidades inteligentes, que aportan un 22,6 ciento de retorno para el país.

Por su parte, el sector del Clima y Medio Ambiente ha obtenido un total de 47 millones de euros en subvenciones (11,8 por ciento de retorno). Las empresas obtienen más del 32 por ciento de este retorno, mientras que España lidera en tecnologías del agua y de residuos dentro de este sector.

El resto de programas de I+D+i, se mueven en torno al 11,4 por ciento de retorno del Espacio o el 11,2 del Transporte, hasta el 7,3 por ciento de la Seguridad o el 6,9 en Salud, un sector que ha tenido peores resultados que otros años debido, en parte, a las convocatorias ‘JTI IMI’ de medicamentos innovadores, un sector dominado por las grandes farmacéuticas europeas con las que España no puede competir.

Todos estos datos sitúan a España como cuarto país de Europa en retorno en los programas de I+D+i, con algo más de 1.100 millones de euros. Esto supone mejorar un puesto en relación al año anterior, después de superar a Holanda. En primer lugar se encuentra Alemania (1.948 millones), seguido de Reino Unido (1.901 millones) y Francia (1.315 millones).

La mayoría de sectores han mejorado cifras con respecto al programa marco anterior, pero son las empresas las que lideran este retorno. De hecho, uno de los puntos destacados es la Innovación en las Pyme, un sector en el que España es líder en Europa con la participación de más de 200 empresas que suponen un retorno que se sitúa cerca del 15,5 por ciento.

Por su parte, la actividad de las universidades tiene mucho margen de mejora. En cuanto a retorno suponen el 19,7 por ciento, frente al 22,8 por ciento que suponían en el programa marco anterior. Las universidades son el 60 por ciento de la investigación de este país y aunque es un target  controlado, tiene que mejorar.

Telefónica, Orange, Atos y Engineering juntos por un internet abierto

Telefónica, Orange, Atos y Engineering han anunciado la creación de la Fundación Fiware, una muestra del esfuerzo del sector por promover tendencias que fomenten las plataformas abiertas de servicios y que refleja el compromiso de las empresas europeas de aportar más servicios innovadores de Internet a ciudadanos, empresas y sector público

smart-cities-security-challenge-showcase_image-6-a-7968

Las cuatro compañías se han reunido este martes en el marco del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona con el comisario de Sociedad y Economía Digitales, Günther H. Oettinger, quien ha mostrado su respaldo a esta iniciativa y ha invitado a otras empresas a sumarse a ella para impulsar la digitalización en el continente.

La Comisión Europea ha dado la bienvenida a la Fundación Fiware como socio en su esfuerzo por hacer que el mercado único digital europeo sea una realidad y por apoyar la innovación y el emprendimiento en la Unión Europea. En su opinión, esta fundación garantizará la disponibilidad a la largo plazo de la plataforma del mismo nombre, que intenta proveer una arquitectura totalmente abierta, pública y libre de internet. La fundación se comprometerá con la comunidad de desarrolladores de fuentes abiertas y garantizará que la plataforma se mantenga a la cabeza de las tendencias tecnológicas.

Con su trabajo, la fundación se enfocará inicialmente en tres importantes campos para Europa: hacer más digital el sector manufacturero, promover la ciudades inteligentes y gestionar mejor la forma en la que se cultiva, se procesa, se transporta y se consumen los alimentos en Europa.

Fiware es un conjunto “rico y versátil” de componentes de software estandarizados que se pueden utilizar como base para la creación de servicios de Internet avanzados y aplicaciones de forma más rápida y a un menor coste.  Esta plataforma es uno de los resultados de Asociación Público-Privada de la UE sobre internet del futuro y, aunque nació en Europa, está siendo adoptada en todo el mundo. Hoy en día es una “vibrante comunidad” de más de 5.000 personas de la industria, de pymes y de ‘startups’.

5 ejemplos de Smart Cities `Made in Spain´

Las llamadas ciudades inteligentes o smart cities ya son una realidad en España. El concepto de ciudades inteligentes obedece a un grupo de políticas de desarrollo mediante la incorporación de nuevas tecnologías de la información en diversos,  la interacción de sus habitantes con su entorno y su infraestructura

Smart Cities

Según datos del ‘Estudio SmartCities Calidad Digital de las Ciudades‘, de la Asociación de Empresas de Electrónica y la consultora de investigación e innovación digital nPeople, el 72 % de los ciudadanos considera importante el acceso online para la gestión de servicios públicos y para el 62 % de los ciudadanos falta más digitalización en los servicios municipales.

Según datos de la ONU, para el 2050 el 70 % de la población mundial vivirá en ciudades. En este escenario sociodemográfico, con claros retos políticos y medioambientales, el concepto de ciudad inteligente es el eje central de cómo afrontar el manejo de ciudades cada vez más grandes y complejas y, a su vez, optimizar los recursos disponibles para abastecer la mayor cantidad de demandas con la menor cantidad posible de estos recursos.

Fabián Torres ha descrito para Eroski Consumer una lista de ejemplos de ciudades inteligentes en nuestro país:

Madrid. Un claro ejemplo sobre digitalización de una ciudad es el Centro Integrado de Seguridad y Emergencias (CISEM), que coordina y organiza cuerpos como la Policía y ha conseguido unos tiempos de respuesta inferiores a los 8 minutos. Algo parecido ocurre con los centros de control de movilidad encargados de medir la afluencia de tráfico en tiempo real (tanto en la M-30 como dentro de la ciudad). Para ello utilizan sensores enterrados que cuentan el número de coches que pasan por las calles.

Málaga. El proyecto de digitalización de la ciudad se centra en la gestión de la energía, se ha optado por la integración de fuentes renovables en la red eléctrica, con el objetivo de aumentar la eficiencia y reducir las emisiones de dióxido de carbono. Con el despliegue de tecnologías de última generación en comunicaciones y sistemas, automatización de la red, generación distribuida e infraestructura inteligente de carga de vehículos se pretende una mejora en la gestión de la energía en las redes malagueñas.

Bilbao. Se encuentra en el Top 5 de las ciudades inteligentes de España y tiene un plan para el 2020. Como parte de la iniciativa financiada por la Unión Europea, la ciudad está cambiando por completo para reducir su impacto medioambiental, incrementar la eficiencia energética y de transportes y aumentar su atractivo turístico. La campaña de concienciación del cambio climático y el consumo de agua de la ciudad tiene como meta recortar el gasto del agua en un 8 % para el 2020.

Barcelona. Con la firme idea de convertir las TIC en elementos básicos en la ejecución de varios servicios ciudadanos como la movilidad o la administración, ha implementado telecontadores que permitirán un mayor conocimiento y optimización del consumo por parte del cliente, dichos sistemas permitirán facilitar y aumentar la capacidad de previsión y adaptación del consumo, comportando un ahorro económico al ciudadano, y, a su vez, una reducción de la emisión de gases.

Zaragoza. Cuenta con un proyecto que va desde la administración electrónica a la implantación de estructuras de telecomunicaciones o el uso de software libre. Se controlan, también, de forma inteligente, el alumbrado público o el abastecimiento de agua (lo que puede suponer un importante ahorro).

Santander. Cuenta con gran cantidad de sensores, que se ocupan de recoger información del estado de la ciudad. Esto puede ir desde el estado del tráfico hasta la meteorología o la contaminación del ambiente. Un ejemplo para ilustrar la utilidad es el de los sensores de riego, que normalmente se rigen por una programación basada en un horario.